Canadá impuso sanciones a Nicolás Maduro y a toda su cúpula

Venezuela-. El gobierno de Canadá informó este viernes la aplicación de sanciones financieras contra el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, y otras 39 personas “responsables del deterioro de la democracia” en el país. 

Estas sanciones “apuntan a mantener la presión sobre el gobierno de Venezuela a fin de que se restablezca el orden constitucional y respete los derechos democráticos de su pueblo”, apuntó el gobierno federal en un comunicado. 

La medida tomada por el gobierno de Justin Trudeau se refiere “al congelamiento de activos y la prohibición de transacciones dirigidas a individuos específicos”, al igual que a la prohibición para los canadienses de “prestar sus servicios financieros o servicios conexos”.

Estas sanciones fueron decididas “en respuesta al estancamiento del gobierno de Venezuela en la dictadura”. 

La lista de 40 personas, además del presidente Maduro, incluye al asambleísta constituyente y número dos del chavismo, Diosdado Cabello, al vicepresidente Tareck El Aissami, el ministro del Interior y Justicia, Néstor Reverol, a Iris Varela y a la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena

[pullquote]Estas sanciones “apuntan a mantener la presión sobre el gobierno de Venezuela a fin de que se restablezca el orden constitucional y respete los derechos democráticos de su pueblo”[/pullquote]

“Canadá no callará en un momento en que el gobierno de Venezuela privó a su pueblo de sus derechos democráticos fundamentales”, precisó en un comunicado Chrystia Freeland, ministra del Exterior canadiense. “Canadá es solidario con el pueblo venezolano en su lucha por restaurar la democracia”, añadió. 
A finales del mes de agosto, Estados Unidos impuso sanciones financieras a Venezuela, con la finalidad de restringir al régimen de Nicolás Maduro el acceso a capitales.
Venezuela se encuentra sacudida desde hace meses por una profunda crisis política luego del colapso de su economía a raíz de los precios del petróleo que han caído durante tres años.