Gobierno venezolano investigó casos de sobreprecio con Cadivi y Cencoex

Caracas.- El fiscal general de la República, destacó que hay dos empresarios detenidos por presuntos sobreprecios a materia producida con dólares de Cadivi y Cencoex.

El escándalo creado hace varios días por la fiscalía expresaba que muchos empresarios podrían haber mal utilizado los dólares que se les otorgaban a un precio preferencial para beneficiar a todos los venezolanos.

En la noche de este miércoles, el fiscal de la República, Tarek William Saab informó que ha habido nuevos allanamientos a las compañías investigadas y también a las cuentas de los dueños de todas las empresas que recibieron divisas para actividades productivas, consiguiendo evidencias suficientes para aprehender a dos de ellos.

[pullquote]El comercio que se realizó con dichas divisas tuvo un sobreprecio que se estima entre el 14.000% y el 130.000%[/pullquote]

Además, Saab señaló que la anterior gestión de la fiscalía “no hacía absolutamente nada, sino encubrir a los empresarios delincuentes”, y que ese tipo de fraudes denominados Cadivi-Cencoex, más el fraude de Pdvsa en la faja petrolífera del Orinoco pudiera ser lo que inició o definió el déficit fiscal que atraviesa el país actualmente.

“Entre lunes y martes el Ministerio Público (MP), junto con la policía anticorrupción, comenzó un trabajo y hemos logrado cuatro allanamientos a la empresa Corporación Bates Gil, que presta servicios funerarios y actividades conexas”, expresó el fiscal añadiendo que esa empresa había registrado una filial en Panamá para transferir el “dinero robado”, sin embargo esto último sigue en investigaciones, así como las otras 25 empresas que se encuentran registradas a nombre de los mismos empresarios de Corporación Bates Gil.

Saab aseguró que a dicha corporación le fueron asignados 17,2 millones de dólares para químicos utilizados en las funerarias para embalsamar y otros servicios; y que el comercio que se realizó con dichas divisas tuvo un sobreprecio que se estima entre el 14.000% y el 130.000%; razón suficiente para apresar a sus dueños, Juan Miguel Lozano y Andrés Daniel Lozano.

También se están investigando a las personas que otorgaron esas divisas a la compañía, pues no puede ser posible realizar un estudio económico sin darse cuenta de ese sobreprecio, por tanto debe haber muchos más implicados y hasta ahora el juicio será por obtención ilícita de divisas, asociación para delinquir y legitimación de capitales; sin contar con las actuales penalidades que existe por poner sobreprecio a cualquier tipo de servicio en Venezuela.

Y este es sólo uno de los casos más prominentes, pero según el ex defensor del Pueblo, hay al menos 900 empresas implicadas en lo que denominó el “Fraude de Cadivi y Cencoex” y se continuarán las investigaciones para llegar al fondo del asunto.