grabación

La prensa estadounidense obtuvo grabación del ataque a funcionarios

WASHINGTON.- Los investigadores describieron la grabación como “suena como un estruendoso coro de grillos, pero no completamente. Quizás como un silbido extremadamente agudo. Parece como si se contorsionara”. Algunos de los afectados escucharon un sonido politonal mezclado con el rasgado de uñas contra una pizarra.
The Associated Press (AP, por sus siglas) obtuvo grabación del ataque sónico a funcionarios de la embajada de EEUU en Cuba, este sonido forma parte de un conjunto de fenómenos inexplicados que eventualmente fueron considerados ataques deliberados. La grabación, difundida el jueves por la prensa estadounidense, es la primera en ser publicada de las muchas muestras de sonidos que fueron tomados en La Habana que hicieron que los investigadores sospecharan inicialmente de ataques sónicos.

Dichas grabaciones fueron enviadas para su análisis a la Marina estadounidense, que tiene equipos sofisticados para analizar señales acústicas, y a las agencias de inteligencia.
Aún así, hasta ahora las grabaciones no han arrojado ninguna pista sobre qué es lo que está enfermando a los diplomáticos. Algunos de los empleados dicen que el gobierno aún no conoce qué causa lesiones al personal del servicio exterior, pero ha culpado a La Habana por no haber podido proteger debidamente a los diplomáticos estadounidenses en su territorio.
Hasta ahora ni la Marina ni el Departamento de Estado respondieron a las solicitudes de comentarios sobre las grabaciones. El régimen cubano sigue negando ser el responsable de los ataques.
No todos los estadounidenses que estaban en territorio cubano escucharon esos sonidos, y dentro del grupo que los escuchó, no se ha confirmado si percibieron lo mismo.
A pesar de esto, la prensa estadounidense ha logrado examinar múltiples grabaciones hechas bajo distintas circunstancias, y todas poseen ese zumbido agudo. Las personas que escucharon los sonidos en La Habana confirman que las grabaciones son parecidas a lo que percibieron.
El material recopilado fue difundido por la prensa ha sido afinado digitalmente con la intención de  subirle el volumen y reducir el ruido, pero no fue alterada la esencia del mismo.
El sonido se manifiesta en pulsos de diversa duración: siete segundos, 12 segundos, dos segundos, a veces varios minutos. Seguidamente hay silencio por un segundo, 13 segundos, o cuatro segundos, y se reanuda.
No queda claro si hay una relación directa entre los sonidos y los trastornos de salud sufridos por quienes los escucharon.
Según las autoridades estadounidenses, en general, los ataques causaron problemas auditivos, cognitivos, visuales, de equilibrio, de insomnio y otros.

Un examen más minucioso de la grabación revela que no es un solo sonido, sino unas 20 frecuencias simultáneas. Ese fue el resultado de un análisis del espectro sónico, que mide la frecuencia y amplitud de una onda sonora.

Por otro lado, un ex funcionario afirma que sí existen armas sónicas para debilitar a los soldados en los campos de batalla pero nunca se han utilizado en campos diplomáticos.