Senado aprobó Rendición de Cuentas en Uruguay

Uruguay.- La inversión en términos de coyuntura política se había realizado en la Cámara de Diputados. De este modo, según lo convenido por la bancada del partido Frente Amplio (FA), a la Cámara de Congresistas solo le restaba resguardar el convenio alcanzado en la cámara baja para sancionar la Rendición de Cuentas.

Así, no hubo innovaciones ayer durante la sesión, pero los asambleístas oficialistas aprovecharon la pretensión de votación para subrayar la gestión del aparato económico y la capacidad de negociación del Frente Amplio, mientras que la oposición reiteró la imputación al oficialismo de “engañar” durante la última campaña electoral, emplear un “ajuste fiscal” y aumentar en forma exponencial el compromiso o gasto público.

Según reseñó el portal La Diaria, la congresista socialista Daisy Tourné mostró el informe en mayoría, redactado por el partido Frente Amplio, el cual recomendaba ratificar en general la Rendición de Cuentas.

La parlamentaria destacó la capacidad del aparato económico para “ofrecer certeza” en un pasaje de irresolución a nivel regional, y valoró positivamente su jugada a lo “gradual”. “Continuamos siendo una patria que crece”, con un “déficit fiscal moderado”, destacó Tourné.

La asambleísta remarcó la “enorme ampliación del gasto público social” que se hizo en las administraciones del Frente Amplio, que pasó de representar 19,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en el año  2005 a 26,5 por ciento en el 2016.

Imagen relacionada

Tanto Tourné como la asambleísta frenteamplista Daniela Payssé (Asamblea Uruguay) elogiaron a los parlamentarios por el convenio conseguido, que consintió que la Rendición de Cuentas se ratificara con 51 votos en la Cámara de Representantes. “Las modificaciones introducidas por Diputados resultan muy significativas porque acopian demandas que no fueron atendidas por el Poder Ejecutivo”, subrayó Tourné.

El congresista nacionalista Álvaro Delgado, a su turno, hizo alusión al “muy frágil convenio político” conseguido en Diputados, a lo que Payssé respondió que “no existió un endeble acuerdo político”, sino “un trabajo contiguo de la bancada del Frente Amplio, que, en virtud de no tener mayorías impensadas, forjó un trabajo de mayorías móviles”, lo que le consintió conseguir en algunos casos el apoyo de Unidad Popular, en otros el del Partido Independiente, en ciertos casos el del procurador colorado Fernando Amado y del mismo modo el del autoproclamado independiente Gonzalo Mujica.

“Esto resulta un aprendizaje para la bancada de gobierno. Lo hizo de forma satisfactoria. Descartó esa apreciación de ‘débil’ y quiero resaltar la capacidad de los compañeros parlamentarios para fundar esos acuerdos”, destacó.