Uruguay: Otorgaron garantías a Unidad Penitenciaria

Uruguay.- La Unidad Penitenciaria de Puntas de Rieles resulta la primera obra de edificación que se encuentra llevando adelante a través de la modalidad de participación público-privada (PPP) y en el que el Banco República (BROU) fue partícipe con el otorgamiento de garantías.

El pasado día  viernes tuvo lugar un seminario consagrado a la práctica de la República del Uruguay en financiamiento de infraestructura de participación público-privada, en el que miembros del Banco República y de la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) comunicaron sus aprendizajes en alusión al proceso generado en el marco jurídico de esta modalidad y los retos que asumen y que se mostrarán en las venideras oportunidades.

Al mismo tiempo de la institución para personas privadas de libertad, otros cinco planes fueron concedidos desde entonces: cuatro tramos de corredores viales y el primer propósito de infraestructura educativa.

Según reseñó el portal La Diaria, la primera obra de participación público-privada (que ya lleva más de noventa por ciento de avance) no estuvo eximida de tropiezos. Además de la “adecuación” a la nueva reglamentación, se presentó el “inconveniente con algunos sponsors” (de modo particular, la constructora española Abengoa, que se enunció en quiebra durante el mes de noviembre del pasado año 2015), que el banco resolvió “modificando nuestro compromiso con la empresa garante, con la compañía extranjera, por el riesgo del proyecto”, reveló la gerente de la Banca Corporativa de la entidad bancaria, Gabriela Fernández.

Resultado de imagen para Uruguay: Otorgaron garantías a Unidad Penitenciaria

Así, el planteamiento del banco para los venideros proyectos es “compartir el riesgo” con los establecimientos bancarios de plaza u otras entidades financiadoras y establecer garantías del proyecto o acordes al peligro asumido, por no más de treinta millones de dólares.

Rafael Laureiro y Victoria Rodríguez, pertenecientes a la Corporación Nacional para el Desarrollo, se refirieron a los plazos. Rodríguez sostuvo que coexiste una “sobre-expectativa” en torno a los conocimientos capitalizados por este mecanismo, “pensando que conseguiría remediar cosas que no podía”, cuando “en realidad, se trata de un instrumento más, como la Legislación de Concesiones o los Fideicomisos”. Para la economista, la modalidad de participación público-privada es “conveniente exclusivamente para algunos proyectos”, y “quizá para otros no lo sea”.