Empresas se preparan para cumplir con los derechos LGBTI

Una parte del mundo empresarial prepara manuales corporativos para cumplir con los Derechos Humanos de las personas LGBTI.

La iniciativa es promovida desde el Instituto de Derechos Humanos y Empresas (IHRB) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), cuya propuesta se basa en los Principios Rectores de Empresas y Derechos Humanos y en el Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

Zeid Ra’ad al Hussein, alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, explicó que el lanzamiento de las normas tiene como objetivo que “las empresas de todo el mundo usen su influencia y relaciones para ayudar a mover el dial en la dirección de una mayor igualdad para las personas LGBTI apoyados con una variedad actores locales que hay en las empresas. Por experiencia sabemos que cada vez que la discriminación disminuye, todos se benefician”.

Las normas podrán ser aplicadas en el mundo en empresas grandes, pequeñas, locales y multinacionales, de allí que los estándares Corporativos de Conducta tengan como fin prevenir la discriminación LGBTI.

Zeid Ra’ad al Hussein, Alto Comisionado de la ONU

¿Cómo se construirán esos estándares?

Se construirán con base en un trabajo de consulta hecho previamente por el IHRB y ACNUDH.

Ambas organizaciones usaron los conocimientos de cientos de expertos de empresas, grupos de la sociedad civil y académicos que el año pasado se dieron a la tarea de apoyar esta propuesta, y se basaron en  los Principios Rectores y en el trabajo del Pacto Mundial, con el fin único de ayudar a las empresas a actuar de manera respetuosa con los derechos humanos.

Las normas guiarán la conducta de las empresas y de sus socios de la cadena de suministro. Al respecto, destacan que se debe garantizar que los operadores comerciales respeten los derechos de los empleados LGBTI.

En segundo lugar, se debe eliminar la discriminación en el lugar de trabajo, las empresas se ven en la obligación de desarrollar espacios inclusivos.

Socios comerciales deben trabajar en la búsqueda de prácticas discriminatorias en toda la cadena de suministro.

Por último, los derechos de las personas LGBTI deben ser respetados a través de la promoción y el apoyo de las organizaciones locales.