candidata nativa

México tiene a su primera candidata nativa para las presidenciales 2018 “Marichuy”

México.- México tiene a su primera candidata nativa para las presidenciales 2018 María de Jesús Patricio Martínez, conocida popularmente como “Marichuy”.

El registro de Marichuy, la candidata nativa e independiente que no aceptará un peso del Instituto Nacional Electoral (INE), para su candidatura.

Bajo el lema ¡Todas somos Marichuy!,  un grupo de mujeres indígenas acompañaron a la nativa María de Jesús Patricio Martínez, “Marichuy”, curandera nahua, originaria de Tuxpan, Jalisco, a inscribir su candidatura como aspirante independiente a la Presidencia de México en 2018.

Además a las mujeres, se unieron decenas de estudiantes, músicos, maestros e integrantes del Concejo Nacional Indígena y diferentes organizaciones sociales que esperaron por la candidata para mostrarles muestras de solidaridad en el patio del Instituto Nacional Electoral (INE), al sur de la Ciudad de México (CDMX).

Entre las consignas que vociferaron los asistentes destacaron   “Es el tiempo de la voz de los pueblos”, “¡Justicia para Ayotzinapa!”. La candidata también es vocera del Concejo Indígena de Gobierno, quien arribó al INE poco antes del mediodía, del sábado 7 de octubre.

candidata nativa

Los seguidores también hicieron una vaya en las afueras de las escaleras para acceder al INE donde la candidata entregó la documentación para su registro. A unos cuantos metros de ella, un grupo de músicos coreó su nombre al ritmo de batucada.

La candidata Marichuy ese día llevó un traje tradicional nahua conformado por una hermosa falda café, blusa blanca y una liga de tela de estambre en la cabeza. La candidata sonrió y saludó a sus seguidores, mientras la música amenizó su llegada.

Antes del registro los medios de comunicación insistieron entrevistar a la candidata y la situación se tornó tensa porque hubo muchos empujones, entre los asistentes, fotógrafos y camarógrafos que se abalanzaron sobre ella.

Uno de los integrantes de la comitiva pidió a los periodistas, que insistían en entrevistarla, que “después del registro Marichuy les daría unas palabras a los compañeros de la prensa, déjenla pasar en este momento”.

Una vez dentro del INE, la candidata entregó sus documentos, firmó una serie de papeles y salió sonriente del recinto con su registro en la mano. Allí, ofreció un breve discurso en un sencillo templete que se montó a un costado de la explanada del instituto.