masacre

Argentina: Policía evitó masacre en una escuela

Buenos Aires.-Un alumno amenazó a sus compañeros del colegio usando sus redes sociales y llegó con armas para cumplir su amenaza y realizar una masacre

Este peligroso hecho se dio a finales de la última semana de septiembre en la Escuela Pública Feéix Bogado, en Ramos Mejía un viernes en la mañana, pero hasta ahora es que se da a conocer de forma oficial.

Un estudiante de 14 años de edad, quien cursa tercer año, conocido con las iniciales T. L., ingresó un día al colegio con dos armas de guerra, un cuchillo de caza y muchas municiones, dispuesto a cometer un gran masacre dentro del colegio para así asesinar a cada uno de sus compañeros. Lo bueno del caso es que no pudo cumplir su propósito sangriento y no hubo heridos ni víctimas fatales.

Según dijo la policía, el estudiante llevaba entre sus cosas una pistola Bersa Thunder calibre 380 con 13 cartuchos intactos en su cargador, y el cuchillo de caza era tipo Bowie. Además de esto, aún más peligroso, el alumno en su mochila portaba un pistolón Safari calibre 13 con su cartucho intacto, seguido de una caja de 20 balas calibre 380 Magnum, 6 cartuchos intactos calibre 13 y 16 bajas calibre 12/70.

En la mañana a primera hora el adolescente publicó en su cuenta de Snapchat un video totalmente escalofriante donde amenazaba a todos sus compañeros con que iba a cometer una masacre en la institución.

Escribió en la descripción del video: “Ya no hay vuelta atrás. Bang bang”. Mientras se acercaba a la escuela. Luego mostró a distintos alumnos jugando en los alrededores del patio y escribió: “Van a morir todos”. Este video aterrador concluye con fotos de sus armas dentro de a escuela y frases como “Al fin es el gran día” o “Llegó el fin”.

Cómo se evitó la masacre

Una vez que la policía recibiera una llamada al 911, tomaron el caso en sus manos. Estos acudieron a la institución, donde el director les confirmó que el estudiante estaba dentro de la entidad.

Algunos alumnos cuentan que la llamada a la policía fue hecha por compañeros del estudiante, otros dicen que el mismo joven llamó a las autoridades con intención de suicidarse dentro de la escuela.

Los padres de sus compañeros se quedaron muy sorprendidos ya que este chico era muy querido y respetado por todos sus compañeros de clases, era el delegado de la clase, sin embargo, aseguraron que quizás sólo quería irse de la escuela.

Se conoció que todas las armas que portaba el joven adolescente, eran de su padrastro, quien tenía el permiso de tener cada una de ellas.

La institución atravesó una semana muy difícil, primero por el caso de este joven y luego una amenaza de bomba que ya fue descartada. Esto ha llevado a los representantes oficiales a tomar medidas de para garantizar la seguridad de sus estudiantes.

No se ha logrado determinar la penalización del menor de edad, pero sí se presentó una denuncia en su contra por intento frustrado de homicidio, por lo que se presume que deberá ir a una correccional o a un centro de salud mental.