#UnDiaComoHoy 5 de octubre de 1989 el Dalái Lama recibió el Nobel de la Paz

Apóstol de la no violencia y favorecedor de los derechos humanos, el Dalái Lama representa el jefe religioso y político del pueblo tibetano y norte espiritual de numerosos fieles budistas en todo el mundo, al mismo tiempo de encabezar la operación en favor de la causa tibetana. Su notoriedad es enorme y excede las diferencias religiosas tradicionales.

El 14° Dalái Lama, Tenzin Gyatso, nació el 6 de julio del año 1935 en una estirpe de campesinos en el pequeño poblado de Takster, en el noreste del Tíbet. A los dos años fue registrado como la reencarnación de su antecesor, el 13° Dalái Lama, apreciado como una emanación de la sabiduría compasiva de Buda.

Se trasladó a la localidad de Lhasa, la capital del Tíbet, para comenzar sus estudios, y a los 25 años consiguió su doctorado en filosofía budista. En el año 1950, China arrancó una campaña de acoso sobre el Tíbet, y a los quince años, Su Santidad hubo de adjudicarse igualmente el control político del Estado. En 1954, junto a una gran cantidad de dignatarios religiosos y civiles, viajó a la zona de Pekín para mantener conversaciones de paz con Mao Zedong, que no proporcionaron resultado.

En 1956 viajó a la India, donde requirió apoyo al primer ministro Nehru. En el año 1959 Lhasa se acaloró para reafirmar su independencia frente a la República de China, pero la insurrección fue sofocada bestialmente. Decenas de miles de tibetanos sucumbieron en los bombardeos o fueron capturados.

Considerando que la única manera de rescatar a su nación de la opresión era que su palabra y su movimiento no fueran silenciadas, el Dalái Lama atravesó el Himalaya a pie, en un comprometido viaje que lo llevo a exiliarse en India. Desde el año 1960, el Dalái Lama habita en Dharamsala y a partir de entonces no ha dejado de efectuar llamamientos a la ONU y ante nutridos foros internacionales sobre la situación tibetana.

En diversas ocasiones, los más significativos líderes políticos mundiales han reclamado en que el Gobierno de China comience conversaciones formales con el Dalái Lama, con el propósito de concluir con más de 40 años de opresión político-religiosa y cultural en el Tíbet.

Imagen relacionada

En marzo del año 2011 el Dalái Lama informó que renunciaba a todos los cargos políticos del Gobierno tibetano en el exilio, para quedar exclusivamente como líder espiritual y religioso.

En el año 2007 se le otorgó la Medalla de Oro del Congreso de Estados Unidos. Desde el año 1959 ha recibido más de 84 galardones, revalidados honoris causa y recompensas, en reconocimiento a su mensaje de paz, no violencia, tolerancia y colaboración religiosa, responsabilidad y conocimiento universal. El Dalái Lama ha viajado a más de 62 naciones y es autor de 74 obras literarias.