India reconoció derechos humanos del colectivo LGBT

India.- El Tribunal Supremo de India emitió una resolución en la que establece que las personas pertenecientes al colectivo LGBT en el país deben tener acceso a los derechos humanos básicos.

Este histórico fallo se opuso a la pretensión manifestada por ciertos sectores políticos y sociales, que querían mantener la vigencia de la legislación que criminaliza las relaciones consensuadas entre personas del mismo sexo.

Según la sección 377 del Código Penal de India, la homosexualidad es penada bajo el argumento de que las relaciones homosexuales van en contra del “orden de la naturaleza” y por lo tanto no deben ser aceptadas.

[pullquote]La Corte Suprema de la India determinó que las personas pertenecientes al colectivo LGBT deben tener derechos básicos[/pullquote]

La normativa, que fue instaurada en India durante el periodo colonial, ya había sido derogada con anterioridad, pero fue reintroducida en 2013 por los legisladores, para que volviera a tener vigencia.

A pesar de ello, la Corte Suprema del país determinó que las personas pertenecientes al colectivo LGBT deben tener derechos básicos, como los que tiene el resto de la población.

La sentencia estableció que los homosexuales gozan de los mismos derechos establecidos para todos los ciudadanos en la Constitución. 

La orientación sexual es un atributo esencial de la privacidad. La discriminación contra un individuo sobre la base de su orientación sexual es profundamente ofensiva para la dignidad y la autoestima del individuo”, señaló en su dictamen la Suprema Corte.

Además, enfatizó el fallo que “el derecho a la intimidad y a la protección de la orientación sexual está en el centro de los derechos fundamentales garantizados por la Constitución”.

Esta sentencia impugnó el restablecimiento de la sección 377, la cual señalaba que la ley no era discriminatoria porque “sólo afectaba a una minúscula fracción de la población”. Dicha argumentación no era una base sostenible, recalcó el máximo tribunal del país.

“La garantía de los derechos constitucionales no depende de que su ejercicio sea considerado favorablemente por la opinión mayoritaria. La prueba de la aceptación popular no constituye una base válida para desatender los derechos conferidos con la santidad de la protección constitucional”, agregó la Suprema Corte.

La represión contra las personas LGBT se intensificó hace unos años en el país, usando como base el mencionado artículo 377.