Salud

Invento de un argentino podría entrar en la historia de la obstetricia

Se trata de un facilitador de partos, inventado por Jorge Odón y respaldado por la Organización Mundial de la Salud

Salud.- Un inventor argentino podría entrar en la historia de obstetricia después que en el año 2005 se le ocurrió la idea de crear un método para asistir el parto, en caso de que se complique.

El método se basó en un juego de ingenio, el cual consiste en sacar un corcho de una botella vacía con una bolsa plástica, lo que lo llevó a pensar que el mismo mecanismo podía utilizarse en los partos, para ayudar a sacar al bebé cuando se complica el proceso.

Luego de patentar su idea, el inventor Jorge Odón la presentó a médicos del Centro de Educación Médica e Investigaciones Clínicas “Norberto Quirno” (Cemic), idea que consideraron con un gran potencial y decidieron involucrarse en su desarrollo.

Al poco tiempo, llegó el apoyo de la Organización Mundial de la Salud, y el Banco Interamericano de Desarrollo y la fundación de Bill y Melinda Gates dieron apoyo financiero.

Los resultados del ensayo clínico piloto,  realizado en  48 mujeres en Buenos Aires, fueron publicados y sugieren que el dispositivo que ideó Odeón es un instrumento “factible” para ayudar a embarazadas con complicaciones en la segunda etapa del trabajo de parto.

Ahora, el mes próximo, comenzará una segunda fase de investigaciones en el Bristol Hospital de Inglaterra, en la que se estudiarán la efectividad y la seguridad del dispositivo.

De esta manera, si el estudio sale bien, el sistema podría integrarse a la práctica médica como la primera novedad obstétrica en los últimos 150 años para facilitar la extracción del bebé

Hay que destacar, que el facilitador de parto de Odón, consiste en una manga de polietileno que tiene en un extremo un asa de tracción y en el otro, una cámara de aire. Se introduce en el canal de parto con un aplicador, que rodea la cabeza del bebé. Con la ayuda de las contracciones y el pujo materno, se tira del asa para facilitar la extracción del bebé.

Un dispositivo con muchos beneficios

El doctor Javier Schvartzman, del equipo de investigadores resaltó que “pensamos que este dispositivo puede revolucionar la obstetricia a nivel mundial porque desde que se inventó el fórceps, hace aproximadamente 400 años, y la ventosa extractora, hace más de 150 años, no han aparecido, fuera de la cesárea, elementos nuevos que ayuden a extraer a los fetos cuando el parto no prospera”.

Entre las ventajas técnicas del invento de Odón, es que es fácil de usar y de aplicar, además de económico y descartable.

A juicio de Hugo Krupitzki, este dispositivo “abre la puerta para un montón de comunidades vulnerables que no tienen acceso ni a la cesárea ni al fórceps”.

Por su parte, Jorge Odón sueña con ver llegar su idea a los países económicamente vulnerables. “Es un elemento que sirve especialmente para la gente que no tiene acceso a un quirófano, algo factible, que no lacera, que lo puede usar hasta una matrona”.

En este sentido, según los investigadores, los potenciales beneficios del dispositivo son:

  • Evitar complicaciones posparto (hemorragias, fiebre, infecciones), desgarros vaginales y lesiones fetales. Estas pueden desencadenarse si se extiende en exceso el período expulsivo.
  • Contribuir a disminuir la frecuencia de las cesáreas. Estos procedimientos en la etapa expulsiva representan el 25% del total.
  • Asistir a mujeres de comunidades vulnerables que no pueden ser ayudadas por personal capacitado durante esa etapa del parto.

Lea también: Presidencia de México apostará por el diálogo en el TLCAN

Artículos relacionados

Te puede interesar

Close
Close