Japón se convirtió en esperanza comercial de México

México.- El gobierno de México mantiene una relación estrecha con Japón, después de que la nación asiática tomara el liderazgo para recuperar el Tratado de Asociación Transpacífico (TPP).

Según reseñó el portal La Expansión, en los primeros días del mes de septiembre, ya iniciado el ciclo de rondas para la innovación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), los actores de estas once naciones se congregarán en Australia para conversar sobre el futuro del TPP, el cual fue prácticamente cancelado cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, lo refutó.

Pero Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, manifestó el pasado lunes que en una reunión con la Delegación de Relaciones Exteriores en el Parlamento, “conversamos sobre la posibilidad del TPP11 que nos encontramos estudiando con Japón. Hemos prosperado a una segunda reunión que será en Australia”.

Este tratado productivo de nueva generación fue rubricado en el mes de febrero del año 2016 por doce naciones: Estados Unidos, México, Canadá, Japón, Vietnam, Australia, Brunei, Nueva Zelanda,  Perú, Chile, Malasia y Singapur.

Resultado de imagen para japón y México

Cuando Donald Trump llegó al poder refrendó la salida de Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, y éste ya no entró en vigencia, pues se requería que las naciones a favor y con el convenio ratificado sumaran más del 85% del Producto Interno Bruto de este bloque; Estados Unidos representaba el 57%.

México y Japón cuentan con un Convenio de Asociación Económica desde el año 2005, y tan solo en el año 2016 el comercio bilateral alcanzó 21 mil millones de dólares (mdd), una pequeña porción de los casi 761 mil mdd del comercio de la República de México con el mundo el año pasado.

La primera reunión fue en Japón en el pasado mes de julio. La maniobra es parte de las operaciones paralelas o plan B de la administración azteca, frente a una factible salida de Estados Unidos del TLCAN, declaró Guajardo.

De las naciones que quedaron, la República de Japón es el dirigente potencial debido a que es la mayor economía de ese grupo y su colocación geográfica es trascendental.