LGBT

Juez migratorio de Pomona solicitó a un joven pruebas de orientación sexual

En México, la comunidad LGBT, enfrenta estigmas, discriminación y una intolerancia dura que en muchos casos ha resultado mortal

EEUU.- Un juez migratorio solicitó pruebas de su orientación sexual a un joven inmigrante que actualmente está detenido en Adelanto.

El recluso Mario Pérez González cree en los peligros de ser homosexual en México y por ese motivo lucha para evitar su deportación. Actualmente vive en Pomona y está detenido en el centro migratorio de Adelanto desde principios de este año.

El joven de 31 años de edad, podría quedar libre, pero el único requisito que debe mostrar para evitar la deportación es que es homosexual, señaló su abogado Arturo Burga. “Ayer tuvimos audiencia para ver si le daban el asilo pero el juez decidió postergar la decisión hasta junio 19″.

Esta decisión de la autoridad se debe a que quiere estar presente en la corte para escuchar los testimonios. “Ayer dio la audiencia por video llamada. Estamos confiados en que el fallo será a favor de Mario”. Declaró BurgaLa Opinión.

Según el abogado, Pérez González tiene bastantes posibilidades de obtener el asilo, ya que cuenta con suficientes testimonios de personas que conocen a su cliente. Inclusive cuenta con confirmaciones de profesionales en el ramo de la psicología.

“El juez dijo que Mario debe demostrar que es homosexual, de lo contrario podría denegar nuestra petición. Tenemos testimonios y personas dispuestas a atestiguar que en realidad su orientación sexual es homosexual”.

“Creemos que esa demanda es inhumana pero estamos confiados en que Mario será liberado. De lo contrario estamos listos para apelar y de ser necesario llegaremos hasta las máximas cortes del país”.

Sin las pruebas suficientes podría tardar hasta seis meses en prisión

Bajo la actual dirección, la solicitud de asilo tarda cerca de seis meses, y dos audiencias antes de ser aprobada o negada. Este juicio lento hace que muchos inmigrantes no resistan y firmen su salida voluntaria, explicó Burga.

Cabe destacar, que las autoridades detuvieron al joven en febrero pasado luego de reincidir en la infracción de conducir en estado de ebriedad. Según su hermana Erika Pérez, de 26 años de edad, el detenido es alcohólico a raíz de la depresión.

La misma se originó después de que fuera víctima de una agresión sexual cuando era niño. “Mi hermano ha sufrido mucho. Hasta hace poco supimos que abusaron sexualmente de él cuando era niño”.

Por último, tanto su hermana como su abogado señalaron que Pérez González correría un enorme riesgo si se llegara a deportar a México; ya que allá podría perder la vida por causa de la homofobia reinante en el país.

Vea también:  EEUU: Homofobia llevó a la muerte a un niño de ocho años

Luisa Bermúdez

Profesora de Castellano y Literatura egresada del Instituto Pedagógico de Caracas/Correctora de estilo. Venezuela

Artículos relacionados

Close