Internacionales

Juzgado de la Ciudad de México sentenció a sacerdote por pederastia

La Arquidiócesis mexicana  ratificó su compromiso de "tolerancia cero" en casos como este

El sacerdote Carlos López Valdez cumplirá una condena de 63 años de prisión, luego que el juzgado 55 en materia penal de la Ciudad de México lo encontrara culpable del delito de violación contra Jesús Romero Colin. El hecho ocurrió cuando Romero era menor de edad.

“Esta es la primera sentencia condenatoria contra un cura católico pederasta en nuestro país, no hay antecedente alguno y representa un parteaguas en la procuración de justicia en México. Es un hecho sin precedente”, subrayó la defensa del joven.

Luis Ángel Salas, abogado de la víctima, explicó que el fallo dictado por la juez Nayeli Adriana López Rodríguez es muy importante para que este tipo de hechos  no queden impunes.

“En esta sentencia no solamente se condena a Carlos López Valdés, sino que deja clara la participación que hubo por parte de dos obispos que actualmente están en funciones: el obispo de Sinaloa (Jonás Guerrero Corona) y el de Colima (Marcelino Hernández), pues ellos tenían conocimiento de las conductas delictivas del sacerdote pederasta desde antes que Jesús interpusiera la denuncia”, explicó Salas.

Por su parte, la Arquidiócesis de México ratificó su compromiso de tolerancia cero en casos como este e indicó que se encuentra dispuesta a colaborar con las autoridades en el cumplimiento de la ley.

Romero Collin se siente contento por la sentencia

Entre tanto, la víctima Jesús Romero Collin afirmó sentirse tranquilo y contento, porque pese a las trabas que colocaron tanto la Procuraduría como la Iglesia, por fin Carlos López Valdés pagará por todo lo que hizo.

“Me siento muy contento por la sentencia, pero sí creo que aún falta mucho trabajo, sé que hay muchos casos más que siguen en la impunidad y hay que luchar para que esto no continúe”, dijo.

Cabe destacar que el veredicto está arropado por una serie de fotos donde explícitamente aparece Carlos Valdés sosteniendo relaciones sexuales con Jesús; y por la recomendación 001/2015 de la CDHDF la cual permitió destrabar el comportamiento ilícito e irregular de la propia Procuraduría.

Por último es importante acotar que las violaciones ocurrieron cuando Romero Collin tenía 11 años de edad y era monaguillo.

 

 

Andreina Ochoa

Venezolana. Licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad Central de Venezuela UCV. Locutora/ Bilingue.

Artículos relacionados

Close