La Casa Blanca abrió su cuenta de Twitter en español

Estados Unidos.- La Casa Blanca abrió este martes su cuenta en la red social Twitter en español.

La Casa Blanca volvió a abrir su cuenta en Twitter en español, luego de haber interrumpido la vía comunicacional de su página web en dicho idioma, al juramentar al magnate Donald Trump como presidente de los Estados Unidos el pasado 20 de enero. La página había sido creada en español durante el gobierno del ex presidente Barack Obama.

“Hola! Bienvenidos a @LaCasaBlanca! Sígannos para mantenerse al tanto de las últimas noticias sobre @POTUS Trump y de su administración!”, dice el tweet de la cuenta de la Casa Blanca en español.

Luego de tanta polémica y opinión pública causada por dicha acción de desactivar el idioma español en la página web de la Casa Blanca, el nuevo gobierno encabezado por Donald Trump anunció que esto se trataba de algo temporal. Aunque la página web no se ha restablecido, por el momento, en el momento de ingresar. Igualmente, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, habría asegurado que estaban trabajando en ello, y anticipó que volvería a haber una página web de la Casa Blanca en español, aunque no dio una fecha para la cual estaría nuevamente en funcionamiento en dicho idioma.

Por el contrario, la página web tiene un mensaje en ingles que dice Lo sentimos, la página que usted está buscando no puede ser encontrada”.

A su vez, el hecho había causado controversia y se interpretó como un nuevo gesto de rechazo del nuevo presidente a la comunidad hispana, que con más de 55 millones de personas es ya la primera minoría. Es por esto que se relaciona con un hecho de discriminación hacia los latinos, ya que hace unos cuantos meses atrás, durante la campaña electoral de Trump, hizo una crítica al español, la cual causó revuelo.

“Este es un país donde hablamos inglés, no español”, dio el mandatario estadounidense como medida de crítica a Jeb Bush quien hablaba español. Cabe destacar, que el mandatario no incluyó a ningún hispano en su gabinete, algo que no ocurría en ninguna administración de Estados Unidos desde 1998.