acumar

Argentina: La Corte Suprema de Justicia multará a Presidenta de Acumar

La Presidenta de Acumar, Dorina Soledad Bonetti, deberá  presentarse ante la Corte Suprema de Justicia en un lapso no mayor de 30 días. Debe responder sobre los avances del Plan de Saneamiento Ambiental ordenado por el Tribunal en el mes de Julio del 2008.

La empresa Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar) es la encargada de la limpieza y mantenimiento del río. Fue creada en el año 2006 y surge por la necesidad de atacar el deterioro ambiental de la Cuenca.  

La Cuenca Matanza Riachuelo abarca la ciudad de Buenos Aires y 14 municipios de la provincia. Son: Lanus, Avellaneda, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, La Matanza, Ezeiza, Cañuelas, Almirante Brown, Moron, Merlo, Marcos Paz, Presidente Peron, San Vicente y General Las Heras.

Según el Documento ha sido presentado por los cinco organismos que conforman el Cuerpo Colegiado de la Corte Suprema La Fundación Ambiente y Recursos Naturales(FARN), el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Greenplace Argentina, la Asociación Ciudad por los Derechos Humanos y la Asociación Vecinos por La Boca.

Dicha empresa ha recurrido en muchas fallas, haciendo énfasis en una gran cantidad de basureros a cielo abierto que se encuentran en los margenes del río. Así como de no haber cumplido con la reubicación de familias que viven en  las adyacencias de río.

Igualmente se le cuestiona duramente a la Directiva de Acumar la aprobación de una resolución donde se permite a las empresas descargar sobre el río y sus afluentes siete sustancias. Esto prohibido desde hace muchos años y que va en deterioro de la ecología de la Cuenca. Aún cuando en una reunión con la Directiva de la empresa se analizó la Resolución 46/2017 que regula los límites admisibles de afluentes líquidos.

 Los elementos tóxicos son: Aldrin, Clordano, DDT, Dieldrin, Endosulfan, Endrin, Heptacloro, Lindano y Paration.

Estas sustancias  fueron prohibidas en muchos países del mundo en los años 90, incluyendo Argentina por su alto poder nocivo. Incluso el año 1969 alguno de estos elementos tóxicos ya figuraban en las leyes prohibiendo su uso para el tratamiento de praderas y de algunas especies animales.

El Juzgado Federal Numero 2 de Morón, tiene a su cargo la ejecución de una parte del fallo del caso Acumar.