Cultura

La cultura de la especie humana surgió en África

El hallazgo de homínidos en abril pasado en Marruecos (al norte de África) demostró  que el hombre tuvo que pasar por muchos cambios y tiempo para poder crear la cultura, aproximadamente de 300 mil a 350 mil años desde que se descubrió el homosapiens al este de África.

Aunque este descubrimiento modifica el país y fecha de origen fijados por un encuentro anterior, y lo ubica hace 195 mil años aproximadamente en Etiopía (en el Cuerno de África), no se puede dudar que la cultura que enriquece nuestros sentidos surgió en todo el continente africano.

Las primeras expresiones artísticas del continente fueron los petroglifos o trabajos lineales tallados en roca hace unos 10 mil años, durante el período Neolítico por cazadores y recolectores de la prehistoria. Muchos logran asociar la cultura africana con la música, y por eso los ritmos africanos pasan para la modernidad entre las más populares de aquellas creaciones, pese al desarrollo de la literatura y las artes plásticas.

De acuerdo con el historiador y antropólogo afro-estadounidense Runoko Rashidi “la identificación de esa presencia en América se basa sobre todo en la gran similitud de las enormes piedras con forma de cabezas pertenecientes a la cultura Olmeca de México, cuyos rostros tienen rasgos únicos del hombre negro”.

Otras de las pruebas de la expansión cultural africana se ubican en Sudamérica, en particular en Perú, donde una civilización anterior a los incas, conocida como moche o mochica, produjo figuras con evidencia negroide.

Un aspecto importante de resaltar es la música, los tambores sacuden nuestra conciencia rítmica desde los inicios de la prehistoria, y es que los hombres fueron integrando el ritmo de este instrumento formando la percusión entre el cuero y la madera. Así se fue expandiendo la música usando los tambores a todos los géneros.

Esos medios de percusión son los más tradicionales y usados de los instrumentos africanos y poco a poco incluyeron la flauta, el laúd, la trompeta y las campanillas. Estos se impusieron en la historia de la música universal hasta el punto de que son escasos hoy día los intérpretes que excluyen dichos recursos para crear sonidos armónicos, melódicos y rítmicos

Kreisly Bednarczyk

Licenciada en Educación Inicial. Experiencia en redacción de medios digitales en portales como La Mega de Toronto (Canadá).

Artículos relacionados

Te puede interesar

Close
Close