Salud

La escuela que cambió castigos por meditación

La educación se encuentra atravesando un momento de trasformación a nivel mundial. Y si bien son circunscritos los asuntos en los que los cambios son verdaderamente radicales, existen ciertos modelos de éxito. Tal es el patrón y ejemplo del instituto Robert W. Coleman Elementary School, situada en Baltimore, en los Estados Unidos de Norteamérica.

A este lugar concurren infantes en edad escolar, que adoptan clases en estancias análogas al resto de los colegios en Estados Unidos y conllevan las mismas materias. Sin embargo, se evidencia una significativa diferencia entre este centro educativo y el resto: allí no coexisten sanciones o escarmientos para los niños traviesos.

Para conseguirlo, hace menos de dos veinticuatro meses las autoridades se relacionaron con una Organización No Gubernamental consagrada a la instrucción de meditación y de la reflexión denominada Holistic Life Foundation. Los instructores y docentes se emprendieron a impartir clases de meditación en el gran gimnasio del centro educativo.

En el presente año, a partir del compromiso vinculado entre ambas instituciones, se estableció una residencia determinada aparte de las salas existentes en el Robert W. Coleman. El semblante exterior del lugar resulta muy diferente al de un salón habitual: con los muros cubiertos de colchonetas moradas y un ambiente favorable para el desahogo y meditación.

De esta manera, en lugar de emplear castigos, los infantes que se comportan mal se envían hacia ese lugar, en donde una institutriz les expone la actitud y respiración ajustada para regresar a clases en la mejor condición.

Tanto expertos como padres han declarado su consentimiento con el método, al punto que los oportunos niños transportan los ejercicios asimilados en el colegio a sus hogares para que sus padres igualmente cursen a meditar.

En Uruguay, del mismo modo, una escuela ha escogido la meditación como táctica, basada en las metodologías del Falun Dafa.

Media hora diaria de meditación alivia los síntomas de depresión y ansiedad

En el mismo orden, una media hora al día de meditación puede calmar los síntomas de la angustia y la depresión, según una monografía que propaga la revista Journal of Internal Medicine, una de las divulgaciones de la Compañía Médica de Estados Unidos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close