Chimentos

La farándula sigue dando letra

El mundo mediático argentino no da descanso, hasta hace una semana se hablaba del embarazo de Érika García. Después de la pérdida del mismo, ahora se le agrega a todo esto el supuesto acercamiento entre Matías Alé y María del Mar, y el entredicho que habría tenido Matías Garfunkel en un restaurant en Miami. El rumor incluía avión sanitario para un traslado.

Pero, por suerte, parece que siempre de alguna manera todo se aclara o por lo menos los famosos desmienten todo, aunque nada sea mentira. En el caso Garfunkel, hoy su esposa Victoria habló con Intrusos donde aclaró que todo era mentira que su marido estaba perfecto y que estaban en Miami porque en Argentina estaban teniendo amenazas contra la familia, y aprovechó la oportunidad para hablar del vaciamiento de la revista 23 donde su marido es accionista, e hizo cargo a sus socios diciendo que eran personas detestables.

[pullquote]Es mentira que hubo exorcismo, nada que ver, me separé porque no daba para más, pero sigue habiendo mucho amor y hablamos mucho. Esto le podría haber pasado cuando estaba con Sabrina, conmigo o solo; yo me casé pensando que quizás era una más, afirma María[/pullquote]

En cuanto al romance Alé-María del Mar, que tuvo a todos en vilo el verano con gente echándose culpas unos a otros, diciendo que ella era la responsable de todo; ahora María se defiende desmiente y se excusa diciendo que todos los videos que mostró su ex amiga May los había grabado para mostrárselos a los médicos. Lo raro (aunque no tanto si pensamos en los protagonistas): ahora ambos declaran por separado, que no descartan la idea de volver a estar juntos, que quedó mucho amor. Mucho se dijo de esta pelea y que era un ardid para que pudieran entrar al bailando y, según se dice, ella ya estaría confirmada.

Como decíamos, el mundo del espectáculo da para todo, incluso para mezclarlo con la polítca, y escuchar a periodistas diciendo en programas chimenteros que lo de CFK es digno de admiración, que es una locura que la hubieran hecho venir por la causa que vino, y que incluso su presencia tan carismática hace que personas hoy sin trabajo vayan a una marcha de apoyo por primera vez, si se lee entre líneas le estarían pasando una factura al nuevo presidente desde un lugar que quizás no sea el del periodista sino el de un ciudadano más.

Parece que hoy todo vale en cualquier lado y que habría que volver a marcar la línea que diferencia las categorías de los programas para no confundir a los televidentes y lectores. No todo se puede decir en cualquier lado. Aunque si se dice en Intrusos parecería ser que esta bien.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close