Deportes

La historia de Boca en el Monumental

Superclásico.- A pesar que la localia le da cierta ventaja al Millonario, Boca ha ganado en el Monumental varias veces, y por eso, repasamos las mejores victorias xeneizes en la cancha de River.

Las palabras sobran para describir lo que es un Boca-River. Una de las frases hechas, unas de esas reglas del fútbol que son tan ciertas como quebrantables, dice que los clásicos “son partidos aparte”. No importa como llegue cada equipo o cual sea su actualidad o sus antecedentes inmediatos, la lógica del resultado casi nunca se hace presente.

Sin embargo, hay factores que pueden influir en un partido de semejante magnitud. Uno de ellos es la condición de local o visitante. De los 86 partidos oficiales que Boca tuvo que visitar el Monumental, obtuvo solamente 26 victorias contra 34 empates y 39 derrotas. Con estos números, el equipo de la Rivera es el más veces derrotó a River en su cancha.

Es por eso, que los buenos recuerdos sobran a la hora de repasar aquellas victorias. En aquel estadio se vivieron algunas de las mayores goleadas de Boca hacia su eterno rival. Desde el primer partido jugado ahí de la era profesional de 1931, que termino 3 a 0, pasando por el Metropolitano de 1972 cuyo resultado fue 4 a 0 a favor del Xeneize y finalizando en el Torneo Nacional de 1982 donde se marcó la mayor goleada. Fue un 5 a 1 con goles de Gareca y Córdoba en ambas oportunidades cada uno y Ruggeri aportando su tanto. Curiosidades del fútbol, River empezó ganando con gol de Tévez. No del actual Carlos Alberto Tevez, sino Jorge Alberto Tévez, jugador surgido del semillero riverplatense.

Viniendo mas acá en el tiempo, Gabriel Batistuta dejó su sello en la historia del superclásico anotando dos goles en la victoria de Boca por 2 a 0 por Copa Libertadores de 1991. Un torneo muy recordado por el hincha, ya que compartieron el grupo con River que quedó eliminado en esa instancia.

Terminando el milenio, más precisamente en 1997, la victoria tendría gustito a nostalgia. Juan Román Riquelme entraría por primera vez con la camiseta azul y oro frente a River para ocupar el lugar del que nunca iba a regresar pero nadie olvidaría. Ese partido fue el último de Diego Armando Maradona. Martín Palermo le daría el triunfo a su equipo dando una pequeña muestra de todo lo que vendría después.

En la era moderna del fútbol argentino podemos encontrar dos triunfos que fueron semillas de un campeonato cosechado fechas mas tarde. El Apertura 2008 tenía el nombre de San Lorenzo puesto pero Lucas Viatri pondría su cabeza en un nuevo triunfo xeneize en el Monumental que serviría como envión anímico para alcanzar al Cuervo y desempatar en el famoso triangular con Tigre.

Un caso similar ocurrió en el 2015. Boca peleaba mano a mano con San Lorenzo el torneo y la victoria contra River con gol de Lodeiro significó la punta en soledad del campeonato que posteriormente se celebraría con aires de desahogo. Vale recordar que el orgullo estaba herido después de la eliminación de Boca por parte de River y un delincuente con gas pimienta.

Por último, dejamos el Bonus Track. No entra en la lista porque Boca no ganó, pero sin dudas fue un triunfo histórico. El hincha nunca se olvidará del gol de Tevez, la gallinita, el penal de Maxi López y el eterno festejo. Boca alcanzaba una nueva final de la Copa Libertadores dejando a fuera a River en semifinales como visitante. Inolvidable e histórico.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close