Salud

La importancia de saber tu indice de masa corporal

Todo el planeta -sin importar un mínimo su condición social y económica, edad, sexo, estado civil o bien situación laboral- debe empeñarse en conocer su Índice de Masa Anatómico (IMC) pues es una información que dejará al médico manejar y prevenir enfermedades esenciales.

El IMC es el cálculo, desarrollado por Adolphe Quetelet, que deja determinar la cantidad de kilos que tiene el individuo por cada metro cuadrado de superficie anatómico. Visto de esta manera suena sencillísimo y no deja de ser un número, no olvidemos que los números no tienen sentimientos, somos que les imprimimos acciones, bondades y les atribuimos beneficios o bien no.

El IMC es esencial pues deja al médico tratar enfermedades, prevenir y predecir muchas nosologías que generan cada días un poco más discapacidad, exclusión social y muertes a las personas, impactando de forma muy negativa a las variables tomadas en cuenta para calcular el Índice de Desarrollo Humano (IDH) de los pueblos.

Cuando el IMC está elevado hay mayor peligro de padecer diabetes, enfermedad cardiovascular, osteoartritis, múltiples géneros de cáncer, resistencia a la insulina, colelitiasis (piedras en la vesícula biliar), apnea obstructiva del sueño (roncar mientras que se duerme), asma bronquial, síndrome de ovario poliquístico, síndrome del túnel del carpo, esteatosis hepática (hígado graso), hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia, insuficiencia cardiaca, hipertensión arterial, várices, embolia pulmonar, enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), disfunción eréctil y síndrome metabólico.

Conocer el IMC tiene tanto valor para la salud del humano que en estos instantes es considerado una parte de los signos vitales que el médico debe medir a sus pacientes, como lo hace con la presión arterial, frecuencia cardiaca, temperatura y frecuencia respiratoria. Es lamentable, mas esta medición del IMC muy pocos galenos la hacen, excepto el nutriólogo, que la ha transformado en una herramienta capital para el manejo de sus usuarios.

¿QUÉ NOS DICE ?

Si el desenlace está entre veinticinco y doscientos noventa y nueve kg/m2 el diagnóstico es de preobesidad o bien sobrepeso y merece una intervención para llevarlo a la normalidad y eludir las consecuencias de este estado. De la misma forma se debe actuar en los casos siguientes

Al tiempo que cuando el IMC reporta un valor que está comprendido entre los treinta y trescientos cuarenta y nueve kg/m2 hay obesidad grado l.

Por otra parte, si su IMC se halla entre cuarenta y cuatrocientos cuarenta y nueve kg/m2 está perjudicado por obesidad grado lll, famosa asimismo como mórbida.

La obesidad grado lV, llamada por muchos hipermórbida, es en la que al enfermo se le reporta un IMC de cuarenta y cinco kg/m2 ó más.

Una investigación (Harvard Alumni Health Study, dos mil) efectuada por la Universidad de Harvard, Y también.U., determinó que las personas con un IMC entre veinte y veintiseis kg/m2 son las que tienen mayor longevidad. Al tiempo que aquellas con esta cantidad por sobre los treinta y las que tienen menos de dieciocho, son las que tienen menor esperanza de vida.

Alejandro Daniel Jose

Activista de la Cultura Libre, Wikipedista, Conferencista. Segundo Enfoque me da la oportunidad de expresarme libremente.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close