La Juve avanza y es el equipo más sólido en la búsqueda del título

La Juventus deja en ceros al Barcelona tras una eliminatoria de 180 minutos. El Barça intentó persistentemente, sin embargo encontraron a un rival que no se encerró, sino que buscó el partido y cuando había que defender, lo hacían de manera providencial.

Ambos equipos pondrían toda la carne al asador con su mejor once respectivamente.

Los primeros 10 minutos serian de reconocimiento entre ambos equipos, con una intensidad notable de los 22 jugadores.

El juego explotaría con llegadas claras minutos después, tras un balón peinado de Luis Suarez y  un gran tiro de Higuain, los dos intentos pasarían cerca del arco rival. Se elevaría a un nivel relampagueante el ritmo del juego. Al 14, con un contragolpe vertiginoso de los italianos orquestado por Cuadrado, Pique llegaría monumentalmente a barrer el disparo del colombiano. Inmediatamente una contra del barca igual de notable. El partido era ida y vuelta, un show absoluto en todo terreno y aspecto del juego. Ningún equipo se equivocaba y la Juventus no cedía un solo centímetro en cuanto el Barcelona tenía la pelota.

Minuto 18 y se perdía la primera el Barcelona, Suarez de espalda al arco le bajaba el balón a Messi que sacaba un tiro a pocos metros del palo izquierdo de Buffon. Los blaugranas se agrandaban.

El marcador no concordaba con el número de acciones y el nivel de fútbol que ambos equipos desplegaban al momento. Al 30 ambos equipos eran profundos, sin embargo el que más sacrificio hacia a la hora de defender, era la Juventus. 7 minutos más tarde, una  clara de la Juventus a remate de media tijera por parte de Higuain, después de una gran jugada elaborada por Pjanic. Presión elevada de los de Turín, sin embargo él barca salía con gran astucia y Neymar era comúnmente el encargado en abrir ese candado que había en tres cuartos de cancha. Culminaría la primera mitad sin haberse movido el marcador. El panorama favorecía al visitante.

Empezaría la segunda parte y Neymar seguía en estado de gracia quitándose a 5 rivales de enzima en un palmo diminuto del terreno de juego. Sin embargo llegaba un sexto jugador a robarle el balón, multiplicándose en materia defensiva. Dani Alves sería el encargado de marcar de manera pegajosa a su compatriota para que poco a poco lo asfixiara de manera más constante.

Cuadrado culminaba una ofensiva de su equipo, con un tiro cruzado que Ter Stegen alcanzaría a desviar con los dedos de manera providencial. Cuadrado era el hombre más desequilibrante del equipo. Habiendo transcurrido 60 minutos, Alcacer entraría por Rakitic en busca de un gol que ya le agobiaba al Barcelona no poder conseguir. El español tomaría el pasillo que ocupaba Neymar, para que el brasileño se cambiara al lado opuesto, ya que no encontraba tanta posibilidad para penetrar debido a la marca de Cuadrado y Alves.

5 tiros claros de Messi y no entraba, el astro argentino no estaba fino. El Barça al 78  seguía intentando, pero con menos claridad. Por si hacía falta reforzar la muralla blanca, Barzagli entraría para darle descanso a un Dybala que ejecutó un sacrificio físico importante. Culminaría el partido con un global 3-0. El Barcelona se iba con la frente en alto y el Camp Nou se lo reconocía con una notable ovación.

La Juventus dio una cátedra de cómo defender una eliminatoria de 180 miutos. Allegri evidenció de nueva manera que tácticamente su equipo es el más equilibrado y solido de los 4 equipos que quedan en este certamen. El sacrificio colectivo de la Vecchia Signora se refleja en las pérdidas de balón, inmediatamente los 11 jugadores se posicionaban detrás del balón en busca de defender su arco y salía por lo menos uno de ellos a la presión. Chiellini y Bonucci refrendan a través de una actuación imperial tanto en la ida como en la vuelta, que son la mejor pareja de defensores centrales de todo el mundo. La Juventus es la defensa menos goleada en todo el torneo y pisa fuerte en el camino hacia llevarse el título.

 

 

 

 

The following two tabs change content below.
Daniel Cepeda Iniesta

Daniel Cepeda Iniesta