Salud

La menopausia puede ser la mejor época

Durante muchos siglos, la menopausia fue concebida como un símbolo de acabamiento para las mujeres, un quebranto de fortificación al finalizar su esencial capacidad reproductiva. Favorablemente, en pleno siglo XXI, la humanidad comprende que sólo es un período de transformación.

“Anteriormente se especulaba que poseer la menopausia representaba ‘ser vieja’. Indiscutiblemente, hoy las féminas menopaúsicas puede encontrarse en la mejor época de su vida”, expone a Sinc Pluvio Coronado Martín, ginecólogo de Esapaña.

Hasta hoy, era una etapa natural que simplemente ‘había que transitar’. Hoy, las mujeres entienden que soporta una serie de variaciones en su calidad de vida, pero que se consiguen calmar. Por ese motivo, los especialistas son declarantes de cómo la menopausia resulta un móvil de consulta progresiva.

Sin embargo, según Raquel Rodríguez Rabanal, ginecóloga igualmente en un prestigioso hospital madrileño, “se esconde debido a que siempre se ha vinculado con cambios perjudiciales, tanto físicos como de carácter”, acotó.

Sofocos e insomnio

Un final que no se encuentra libre de contratiempos. El desnivel de las hormonas impulsa la representación de ciertos síntomas. “Sobre todo en la etapa de cambio, luego el organismo está listo y se repone”, anota Menéndez. “Puede ser banal, no obstante, existeun porcentaje que lo pasa ciertamente mal. El setenta por ciento se ve afectado y, de ahí, un veinticinco por ciento ve muy sometida su calidad de vida”, afirmó.

La disminución de estrógenos produce sequedad vaginal y mengua del deseo en algunas mujeres, lo que incita que la vida sexual se vuelva ‘embarazosa’. Es más, acarrea consigo un mayor peligro de regresión del aparato genital (lo que se denomina como parálisis genital), que conjetura más infecciones.

También, uno de los indicios más difíciles resulta el mayor riesgo de osteoporosis y de padecimientos cardiovasculares, como el infarto. Sin dejar de lado los temidos sofocos.

“En el momento en que los ovarios renuncian a ejercer su función es frecuente que muchas mujeres soporten síntomas vasomotores. Este cuadro reside en la aparición de ahogos y sudores nocturnos que producen insomnio y ansiedad”, puntea Plácido Llaneza, ginecólogo y representante de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM).

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close