La Niña amenaza a EEUU tras descenso de El Niño

La Niña podría generar más lluvia en Indonesia, el norte de Australia y el noreste de Brasil, manteniendo una parte del norte de EEUU cálido y seco, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

En estos momentos, Estados Unidos redujo las probabilidades de la aparición de El Niño en el Pacífico, pero dijo que la perspectiva de que La Niña dé paso a un clima frío en el norte de EEUU aumentó.

Los extremos en cuanto a temperatura del océano Pacífico, llamados La Niña y El Niño, pueden trastornar los mercados de todo el mundo al generar sequías e inundaciones. Además, el fenómeno de El Niño, que parecía listo para aparecer hace unos meses, puede frenar una temporada de huracanes activa en el Atlántico.

Las probabilidades que se forme El Niño se han reducido a 14% a finales de 2017 desde un nivel superior al 50% previamente en el año, según el Centro de Predicción del Clima de Estados Unidos.

Entre tanto, la posibilidad de que se forme La Niña ha subido a 28% entre diciembre y febrero, frente al 17% el mes anterior.

“Los riesgos de que aparezca El Niño han disminuido realmente”, dijo Michelle L’Heureux, experta del Centro de Predicción del Clima en College Park, Maryland.

“Desde el mes pasado hasta este mes estamos favoreciendo a La Niña con posibilidades ligeramente más altas, pero en general estamos fuertemente a favor de un evento neutral”, señaló.

El efecto La Niña podría traer más lluvia en Indonesia, el norte de Australia y el noreste de Brasil, manteniendo al norte de EEUU cálido y seco, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

El esquema de meteorología puede acarrear inviernos más fríos a Japón, el oeste de Canadá y partes del norte de EEUU. Los operadores de gas natural a menudo esperan que La Niña cause temperaturas más bajas en EEUU y produzca un aumento del consumo de combustible para calefacción.

L’Heureux señaló que las temperaturas de la superficie del mar en el Pacífico ecuatorial se han enfriado, así como el agua más profunda en el océano. Aunque los meteorólogos se habían inclinado hacia una versión más neutral, ahora se han volcado a la variedad más fría.

 

The following two tabs change content below.