Las ONU recordó la destrucción ecológica que dejan los conflictos armados

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) recordó el Día Internacional para la Prevención de la Explotación del Medio Ambiente en la Guerra y los Conflictos Armados, que se celebró este domingo 5 de noviembre.

La ONU se planteó conmemorar la destrucción ecológica causada por las guerras y los conflictos bélicos.

La sociedad siempre ha contabilizado sus víctimas tras cada una de sus batallas, guerras y conflictos bélicos en términos de soldados y civiles muertos y heridos, ciudades y medios de vida destruidos. Comúnmente el medio ambiente ha sido la mayor víctima y pocos se detienen a analizar la situación.

Las playas, lagunas, ríos y los pozos de agua son contaminados. Los cultivos en su mayoría son quemados, los bosques talados, los suelos envenenados y los animales sacrificados para obtener una ventaja militar, de territorio o simplemente por adoptar una postura de defensa durante algún conflicto.

Aunque con el pasar de los años se recupera la paz (en las sociedades), los impactos perjudiciales de la batalla hacia el medio ambiente siguen actuando y haciendo efecto.

Según información de la ONU, aproximadamente el 40% de los conflictos registrados han tenido un fuerte impacto la explotación del medio ambiente.

El impacto es más fuerte en naciones donde existe el oro, los minerales o el petróleo, lo que aclara las razones del inicio de la batalla.

Para la ONU, “la actuación sobre el medio ambiente es parte de la prevención de conflictos, del mantenimiento de la paz y de las estrategias de consolidación de la misma, puesto que no puede haber paz duradera si los recursos naturales que sostienen los medios de subsistencia y los ecosistemas son destruidos“.

La ONU enumeró las consecuencias que deja la guerra en las naciones

  • Contaminación por derrames de aceite y productos químicos causados por los bombardeos.
  • Saqueos de recursos naturales por parte de fuerzas armadas.
  • Peligros a la tierra.
  • Iimpacto negativo de los movimientos masivos de población sobre el agua

Conflicto en Afganistan

Uno de los programas de la organización que busca coordinar las acciones concernidas con el medio ambiente es El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente” (PNUMA).

El programa calcula que aproximadamente desde hace  60 años al menos el 40 por ciento de los conflictos internos han tenido alguna relación con la explotación de los recursos naturales.

Informe de la ONU:

Referido a la preservación de las aves llamada “BirdLife International”, destaca cuatro consecuencias que deja los conflictos bélicos:

  1. Destrucción física de fauna y hábitats debido al aumento de presión humana, causada por los movimientos masivos de personas que huyen de la guerra.
  2. Incendios en humedales.
  3. Extinción de especies endémicas.
  4. Cambio climático.

II Guerra Mundial