Internacionales

La reconversión monetaria es el nuevo terror de los venezolanos

A quince días de la entrada en vigencia de la reconversión, aún no se conocen los nuevos billetes

El pasado 22 de marzo el presidente Nicolás Maduro anunció en cadena nacional una reconversión monetaria, la segunda en 10 años, que entrará en vigencia desde el 4 de junio.

Esta medida se presentó como una herramienta para combatir la “guerra económica” contra Venezuela y ayudar a solventar los problemas económicos que enfrenta el país.

Sin embargo, a quince días de la fecha ofrecida para la implementación del nuevo cono aún no hay señales de los nuevos billetes.

El término “reconversión monetaria” hace alusión a un proceso de sustitución de la moneda de curso legal (Bolívar) por una nueva moneda (Bolívar Soberano).

A pesar de que los bancos nacionales iniciaron una campaña de información sobre la reconversión, que consiste en explicarle a los usuarios que se restarán tres ceros a cada cantidad de bolívares, aún hay incertidumbre sobre los cambios en las plataformas digitales de estas entidades y el uso de los puntos de venta.

Tampoco hay seguridad sobre qué hacer con los billetes que aún están en circulación.

¿La reconversión es la solución?

Generalmente la medida de reconversión es tomada por países que atraviesan grandes crisis inflacionarias. Se implementa con el propósito de restituirle al dinero las funciones que había perdido como consecuencia de la hiperinflación. Es decir, la reconversión monetaria no tiene como objetivo reducir la inflación sino hacer más fáciles las transacciones económicas.

En este sentido, la inflación, además de disminuir el poder adquisitivo del dinero y causar el empobrecimiento de la población; asimismo se genera que el dinero deje de cumplir sus funciones.

Además de todos los problemas que conlleva tener una economía inflacionaria; también se une el hecho de que las monedas y billetes que circulan en la economía dejan de cumplir las funciones por las que se crearon

En conclusión, la reconversión monetaria no reduce la inflación. Dicha reconversión no es más que sustituir un cono monetario por otro diferente; cuyo patrón de convertibilidad será 1 Bolívar Soberano = 1.000 Bolívares Fuertes.

Aumenta la incertidumbre

Los ciudadanos viven con incertidumbre; pues no saben qué harán con los billetes de 50, 100, 500, 1.000, 2.000, 4.000, 10.000, 20.000 y 100.000 bolívares después del 4 de junio.

Hace nueve años, en 2008, cuando se realizó la última reconversión. Durante este proceso hubo varios meses en los que ambas monedas circularon a la vez. Sin embargo, esta vez parece no ser igual.

Lea también Los números redondos de la deuda externa de Venezuela: ¿impagable o negociable?

Artículos relacionados

1 thought on “La reconversión monetaria es el nuevo terror de los venezolanos”

Close