La sombra del acoso sexual se cierne sobre la Warner Bros

Las acusaciones de acoso sexual siguen atacando a Hollywood. Ha salido a la luz un nuevo caso, aunque en esta ocasión no está relacionado con el cine. En esta oportunidad es con la televisión y específicamente con Andrew Kreisberg, productor ejecutivo de las series de DC Comics de Warner Bros.

El productor encargado de series como Supergirl, Legends of Tomorrow, Arrow, The Flash, fue expulsado por Warner Bros, al ser publicadas declaraciones de personas que acusan a Kreisberg, quien durante años mantuvo una conducta de acoso con contactos físicos indeseados e incluso besos.

Un total de quince mujeres y cuatro hombres afirmaron que el productor creó una atmósfera de incomodidad en la que las mujeres se sentían evaluadas por su físico. También lo acusan de hacer comentarios de tono sexual, así como de crear un ambiente hostil, algo que aumentó conforme el productor adquiría más poder.

Warner Bros tomó medidas inmediatas

“Recientemente nos han puesto al tanto de unas acusaciones de mala conducta contra Andrew Kreisberg. Hemos supendido al Sr. Kreisberg y estamos llevando a cabo una investigación interna”, fueron las declaraciones de Warner Bros ante las acusaciones hacia Kreisberg.

La productora además declaró que se toman muy en serio las acusaciones de mala conducta y que están comprometidos con crear un ambiente de trabajo seguro para sus empleados y todos los que están involucrados en sus producciones.

Aunque otros responsables de estas series también se han pronunciado de forma parecida. Kreisberg respondió negando las acusaciones. “He hecho comentarios sobre la apariencia de mujeres y sus ropas en mi capacidad de productor ejecutivo, pero no estaban sexualizados”.

“Como mucha gente, he dado a personas abrazos no sexuales o besos en las mejillas. He sido un mentor orgulloso tanto de colegas hombres y mujeres durante años. Pero nunca en lo que creía que era una forma no consentida y, ciertamente, nunca de una forma sexual”, explicó el productor

Aunque el despido de Kreisberg aún no se ha hecho efectivo, las polémicas por acoso sexual en la industria del entretenimiento siguen saliendo a la luz. En este caso todo dependerá de la investigación que realiza Warner.