Las consecuencias de fumar | Segundo Enfoque
Tu Diario Online de Otra Manera      
Photo by AcidoLimon

Las consecuencias de fumar

Los fumadores menores a los cincuenta años de edad poseen ocho veces más posibilidades que los no fumadores de la misma edad de soportar un ataque cardíaco importante. Ésto, según un estudio del centro de cardiología South Yorkshire del Hospital del Norte de Sheffield en Inglaterra.

En este sentido, la diferencia de riesgo entre fumadores y no fumadores se reduce con la edad: es cinco veces superior para los tabaqueros de entre cincuenta y sesenta y cinco años, y únicamente tres veces más elevado para los de más de sesenta y cinco años. Estas consecuencias son relativamente asombrosas debido a que las personas jóvenes frecuentemente no tienen tantas dificultades de salud (diabetes, hipertensión o colesterol alto) capaces de acrecentar el riesgo cardíaco.

“Fumar tal vez represente el factor de riesgo más enérgico, cuya secuela se evidencia mucho antes que cualquier otro”, advirtió el estudio que divulga la revista especializada Heart. Todos los fumadores asumen un riesgo mucho más eminente de ataque cardíaco que los no fumadores, pero quedaba por esclarecer la dimensión de ese riesgo en relación de la edad.

Para conseguirlo, un equipo de científicos dirigidos por Ever Grech perteneciente al centro de cardiología South Yorkshire del Hospital del Norte de Sheffield, Inglaterra, inspeccionó datos de mil setecientos adultos que tomaron tratamiento por un tipo estándar de crisis cardíaca, conocido bajo la sigla Stemi, entre los años 2009 y 2012.

Esos ataques cardíacos, inmediatos a la obstrucción total de una arteria coronaria que alimenta al corazón, perjudica todo el espesor del músculo cardíaco que ésta sustenta. Ese arquetipo de infarto de miocardio, llamado Stemi, se escolta de una modificación del electrocardiograma (elevación del segmento ST) que descubre la muerte de una parte del músculo cardíaco.

Cerca de la mitad de los pacientes consumían cigarrillo. El resto se promediaba de forma casi semejante entre ex fumadores y no fumadores. En intermedio, los fumadores representaban por lo menos una década más jóvenes que los ex fumadores, o que los que nunca habían aspirado cigarrillo cuando sucedió el infarto.

Tenían igualmente dos veces más posibilidades que los no fumadores de soportar una enfermedad coronaria. En el conjunto de la población de Yorkshire del sur, un veintisiete por ciento de adultos de menos de cincuenta años de edad fuman tabaco. Sin embargo, cerca del setenta y cinco por ciento de los pacientes menores de cincuenta años que sobrellevaron la enfermedad eran fumadores.

 

Comments

comments