Curiosidades

Las fobias más comunes

Todos los seres humanos tenemos emociones, pero las básicas que pudiéramos experimentar a diario son miedo, ira, asco, tristeza, alegría y sorpresa. Estas emociones nos acondicionan para nuestro entorno, nos estimulan, nos ayudan a controlar y guiar nuestra conducta y nos facilitan las relaciones sociales.

No obstante, las emociones se pueden deteriorar y por eso nos referimos a ellas como trastornos emocionales. Podemos ver que de la tristeza y la alegría se manifiestan las distintas formas de trastornos del estado de ánimo (episodio depresivo mayor, trastorno bipolar) y del miedo, los definimos como trastornos de ansiedad (las fobias a animales, a volar, a conducir, el trastorno por pánico, el trastorno obsesivo compulsivo). En estos casos, las emociones dejan de ser pragmáticas y pasan a ser un problema para las personas.

Las fobias son un trastorno emocional muy común en nuestro planeta. Cuando se tiene alguna fobia es porque el miedo es profundo y permanente, o sea, este se manifiesta cada vez que afrontamos la situación que tememos.

Se comprobó que la fobia no solo emerge cuando afrontamos lo que tememos; podemos poner como ejemplo el viajar en un avión, el miedo no es solamente al hecho de viajar en avión, sino que también aparece en situaciones, objetos, o pensamientos relacionados con el hecho de viajar en avión: el visualizar una imagen de un aeroplano, o hablar de vacaciones le generan malestar. Por esto, la persona intenta excluir todo aquello que guarde relación con viajar en avión o si decide afrontarlo, lo hace sufriendo un malestar muy intenso.

Aerofobia (miedo a volar): El miedo a volar está vinculado a sufrir una tragedia aérea, no poder tener el control de la situación o a sufrir impresiones físicas incómodas durante el viaje.

Claustrofobia (miedo a lugares cerrados): Esta fobia está relacionada con espacios pequeños y sucede cuando la persona se encuentra en un lugar en el que teme quedarse sin oxígeno para poder respirarestar sin movimiento o no poder hacer ningún tipo de movimiento. Los ascensores, parte trasera de un carro, entre otras.

Fobia social (miedo a hablar en público): Esta fobia es bastante común en nuestra sociedad. Así no seas considerada una persona tímida, pudieras sufrir de este trastorno emocional, pues llegas a pensar que lo que vayas a hacer, decir o pensar pueda ser rechazado o mal entendido por alguien. Tienes el temor de ser evaluado negativamente.

Hematofobia (miedo a las agujas y la sangre): Este trastorno emocional se divide en dos partes. Primeramente, se genera al estar ante la presencia de aquello que se  le teme (agujas, sangre, heridas) y esto conlleva a un rápido auge de la ansiedad. Seguidamente, aunque no siempre es el caso, se genera una respuesta inversa que puede causar el desmayo de la persona.

Zoofobia (miedo a los animales e insectos): El tenerle pavor a insectos y a algunos animales nos ha ayudado a sobrevivir en nuestro planeta.

Sin embargo, en algunos casos, este miedo se convierte en algo obsesivo y llega a intervenir nuestro estilo y calidad de vida: las personas pueden llegar a tenerle fobia a animales como los perros.

Acrofobia (miedo a las alturas): Esta fobia es una respuesta biológicamente automática y que se puede ver hasta en bebés que gatean al enfrentarse a un escalón. Sin embargo, no hay razones para desperdiciarse una hermosa vista de la ciudad o desde las montaña. Tampoco temer el hecho de ir a una terraza a hacer una barbacoa.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close