Entretenimiento

Las ventas de música digital ya superaron al formato físico

Ese dato se desprende del informe global que dio a conocer IFPI (que reúne a 1300 discográficas), que además destaca que el mercado musical creció 3,2%. Aunque aclara que no todo es color de rosa para los músicos.

La Federación Internacional de la Industria Discográfica, más conocida por sus siglas en inglés IFPI (International Federation of Phonographic Industry) hizo público el documento “Global digital report: state of the industry”. ¿Qué significa eso? Que presentó un informe con el análisis del mercado de la música en el último año, en el cual se destaca un crecimiento del mismo del 3,2% con respecto a 2014, gracias a una recaudación de 15 mil millones de dólares (US$ 15 billones).

Pero además de eso, el dato más relevante del año analizado es que por primera vez las ganancias derivadas del mercado digital fueron mayores que las obtenidas por ventas en formato físico, correspondiendo al primer item el 45% del total de recaudación y al segundo el 39%.

informe ifpi4_segundo enfoque

¿Qué es el IFPI? 

Tal como indican sus siglas en inglés, se trata del International Federation of Phonographic Industry, que en español sería la Federación Internacional de Industria Discográfica. La misma tiene sede en Londres (Reino Unido) y según indica en su propia web reúne más de 1300 compañías discográficas a lo largo de 62 países. Su presidente actual es John Kennedy.

Este organismo cada año realiza informes o reportes sobre el estado de la música, dando a conocer un balance en lo referido a la recaudación y la transferencia monetaria dentro de esa industria, destacando además las canciones y discos más vendidos. Este año también ensayó una especie de crítica e instó a cambiar la situación frente a la poca participación de músicos, productoras y sellos discográficos en las ganancias, que quedan en su gran mayoría en manos de las plataformas de distribución digital.

Números exorbitantes para realidades terrenales

Porcentajes por todos lados y valores que se multiplican por millones. Parece difícil no marearse, pero algunas tendencias se van destacando y permiten entender un poco cómo viene el mundo de la música, no tanto desde lo artístico sino más bien desde lo industrial. En primer lugar, como se viene diciendo, la actriz principal es la música digital, que en 2015 aumentó su recaudación en un 10,2% dejando unos 6700 millones de dólares (US$ 6.7 billones). Dentro de este rubro, la importancia es cada vez mayor para el streaming y menor para el downloading (descargas).

En el primer caso, gracias a suscripción de usuarios o publicidad, el streaming creció fuerte en ganancias (en un 45,2%, llegando a 2900 millones de dólares o US$ 2.9 billones) mientras que la recaudación por descargas bajó un 10,5%. De todas formas, a pesar de su tendencia a la baja, todavía el downloading sigue siendo más importante ya que representa el 45% del mercado digital (20% del musical total) contra el 43% del streaming (19% del mercado total).

Por su parte, también hubo crecimiento en otro rubro: derechos de performance (uso de música grabada, por ejemplo, en shows en vivo, radio y TV) subió un 4,4%, ocupando el 14% del mercado en su conjunto y dejando ganancias de 2090 millones de dólares. Aquí se incluye también “sincronización” (como es el uso en películas, publicidades y videojuegos), que tuvo un período ascendente en un 6,6%.

informe ifpi_segundo enfoque

Viejos son los trapos… ¿o los discos?

Saliendo del mercado digital, todavía vive (¿sobrevive?) el físico, con ventas de discos, vinilos y toda la distribución musical a nivel material. Si bien la tendencia sigue siendo a la baja, se respira un poco más aliviado, ya que este año el descenso de recaudación en este plano fue de 4,5%, recordando que en 2014 había sido de 8,5 y, más aún, de 10,6% en 2013.

Si bien para muchos de nosotros es cada vez menos común comprar un CD físico o buscar el reproductor portátil para escuchar alguno que se tenga en casa, hay países donde el formato físico aún sigue siendo fuerte. Es el caso de Japón, donde representa el 75% del mercado musical o Alemania, donde el porcentaje es 60% (en Francia es menor pero sigue firme en un 42%).

¿Y por casa cómo andamos?

Si nos referimos al subcontinente de América Latina, según el IFPI es un terreno que siempre promete y los resultados lo vienen demostrando: hace cinco años es la región de mayor crecimiento en recaudación. En 2015, las ventas totales ascendieron en un 11,8% y, en el plano digital (es decir, comparando ventas en digital en 2014 con ventas en digital en 2015) en un 44,5%. Sin embargo, lo más fuerte se vio en el streaming, que subió 80%.

Dentro de esta región, los mercados más importantes son Brasil (que cayó 1,8%) y Argentina (que subió sus ventas digitales en 34,8%). En nuestro país, se destaca la existencia de 17 plataformas digitales de música (Apple Music, Cienradios, Claro Música, Daily Motion, Deezer, Google Play, Groove Music Pass, Guvera, iTunes, Larala, Microsoft Music Store, Movistar, MTV, Napster, Personal, Spotify y YouTube).

Mientras tanto en el mundo

En Asia, siguiendo la tendencia mundial, la recaudación de la industria musical creció 5,7%, siendo su mercado principal Japón. En este continente, el impulso estuvo dado por el streaming, que subió casi 30%. En Europa, por su parte, también hubo cifras ascendentes pero menores: 2,3%. Finalmente, en Estados Unidos subió 1,4%, con el mercado digital a la cabeza (principalmente streaming, no así downloading) y el mercado físico en caída.

Las apps vienen marchando…

En cuanto a las herramientas digitales de reproducción de música, dos que crecieron en gran medida fueron Deezer y Spotify, que aumentaron sus clientes en un 58,9%. En total, entre todas las plataformas se cuentan alrededor de 68 millones de usuarios, un número para nada despreciable.

No todo lo que brilla es oro… “The value gap” (la brecha de valor)

Uno de los aspectos que “preocupan” al IFPI, según hace saber en su informe, es la escasa participación en las recaudaciones de los actores principales, quienes crean los productos que generan esos flujos millonarios. Claramente, hablamos de los músicos, así como productoras y sellos discográficos.

El organismo plantea que esto se debe en gran medida a la importancia cada vez mayor del streaming en servicios que sobreviven gracias a la publicidad (es decir, algo ajeno al músico) o a plataformas donde los usuarios pueden subir ellos mismos contenido (YouTube, por caso), situación en la cual las plataformas afirman estar exentas de las reglas de licencia que aplican a otros servicios de música, pagando menos a músicos y compañías discográficas.

La directora ejecutiva de IFPI, Frances Moore, dio cuenta de esta al afirmar que “la brecha de valor (en inglés la llama ‘the value gap’) es la limitación más grande en cuanto a crecimiento de ganancias para los artistas, sellos discográficos y todos los poseedores de derechos musicales”.

Acá están, éstas son… las 10 canciones más vendidas de 2015

1- Wiz Khalifa con Charlie Puth – “See You Again” (canción que forma parte de la banda de sonido de Fast & Furious 7 y vendió 20,9 millones de copias).
2- Mark Ronson con Bruno Mars- “Uptown Funk” (canción que fue protagonista en el último Superbowl).
3- Ed Sheeran – “Thinking Out Lloud”
4- Maroon 5 – “Sugar”
5- Major Lazer con DJ Snake – “Lean On” (además participó la cantante danesa MØ, como se conoce a Karen Marie Ørsted)

Acá están, éstos son… los tres álbumes más vendidos de 2015

informe ifpi3_segundo enfoque

1- “25”, disco de Adele del que se vendieron 17,4 millones de unidades.
2- “X”, disco de Ed Sheeran. Muy lejos del de Adele, con 3,5 millones de copias.
3- “1989”, disco de Taylor Swift. Podría estar en el lugar de Ed Sheeran, ya que se vendió la misma cantidad: 3,5 millones de discos.

El podio final: las canciones más vendidas

 

NOTA: en el sitio de IFPI se destaca que habrá un reporte más exhaustivo desde mañana 14 de abril, al que llaman “Data & Analysis” y contará con informes globales, regionales y nacionales más detallados.

Matías Hernán Piccoli

24 años. Licenciado en Comunicación Social en UBA. Cubro San Lorenzo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close