Internacionales

Le rasuraron el bigote a Maduro

México.- El día de ayer se celebró la última cumbre del 2015 de La Organización de las Naciones Unidas (ONU) en la ciudad de México, donde asistieron 74 líderes, de diferentes naciones.

El primero en tomar la palabra fue el presidente de Ecuador Rafael Correa, quien lamentó el rumbo que ha tomado el socialismo en los otros países de Sudamérica. “Ecuador es un fiel ejemplo de lo que significa el socialismo del siglo XXI. Grandes potencias como China y Rusia han reconocido el crecimiento que hemos tenido en materia económica y ecológica, como se demostró en la COP21 celebrada en París. Es triste ver como los demás países  “socialistas” no están siguiendo la guía antiimperialista escrita en 1999”.

Dichas declaraciones incomodaron al jefe de estado de Bolivia Evo Morales, quien señaló que el presidente de Ecuador esta siendo manipulado desde el Imperio “Es increíble cómo la CIA y la NASA se han metido en la cabeza de Correa para que diga estos disparates. Bolivia es el país de Latinoamérica que tenido mayor desarrollo en los últimos 10 años, según el Banco Mundial, además las políticas de Ecuador son anticuadas, allá no tienen leyes tan modernas como la de Identidad de Genero”.

Al ser el turno de Perú, para sorpresa de todos subió al podio Nadine Heredia, indicó que a partir de ahora ella será la presidente. Ya que por motivos personales no dejará que Ollanta Humala vuelva a entrar a la Casa de Gobierno. Fuentes extraoficiales señalaron Keiko Fujimori tiene algo que ver con esta decisión.

Los ánimos se caldearon cuando fue el turno de los Estados Unidos y subió como invitado el líder de la oposición venezolana Henrique Capriles. El líder opositor habló de la represión que se vive en Venezuela y citó en su discurso al preso político Manuel Rosales con su profunda frase “Si me meten preso, voy a estar privado de libertad”.

Cuando Capriles estaba terminando su discurso un exaltado Nicolás Maduro entró al escenario, para tratar de impedir que el líder opositor culminará. En ese momento Rafael Correa, en lo que fue llamado “un claro golpe de estado” sujetó a Maduro por el traje y comenzó un forcejeo entre varios líderes.

En pleno forcejeo cuando Maduro estaba siendo sometido por Rafael Correa y Mariano Rajoy, Mauricio Macri aprovechó el momento y con una máquina de rasurar realizó un muy veloz movimiento en el que afeitó de raíz el bigote del presidente Maduro. Minutos después estaba siendo consolado por su homólogo Evo Morales, al que le pusieron goma de mascar en el cabello “por envidia a su liso natural”.

Al terminar la discusión los presidentes empezaron a reír, por ser todo esto una broma, por el día de los inocentes para los lectores de Segundo Enfoque.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close