Letonia, el país de los acantilados

Letonia.- Si el contacto con la naturaleza es lo que busca al organizar sus vacaciones, le recomendamos vajar a Letonia, un paraíso repleto de acantilados, grutas y bosques.

La capital, Riga, es una hermosa ciudad, pero las más visitadas en Letonia son Valmiera y Cesis. Además están Daugavpils, Jurmala, Liepaja, Rezekne, Sigulda y Talsi.

No deje de ir al parque nacional Gauja

Las costas de Letonia tienen balnearios donde se ofrecen tratamientos de fangoterapia, como el de la ciudad de Jurmala, en el mar Báltico.

Balneario de Jurmala

Si por el contrario, le gustan las áreas urbanizadas, hallará castillos, masiones, palacios y museos de gran valor arquitectónico. Los salones del palacio de Rundale son una excelente muestra de ello.

La aldea de Kudilga conserva intacto el encanto del siglo XVII. Una vez allí no deje de ver la cascada del río Ventas, donde encontrará muchas maneras diferentes de comer salmones.

En Liepaja está el lago del mismo nombre. Muy cerca se ubica la ciudad de Ventspils muy popular por sus playas y su parque temático.

Ventspils

La hermosa región de Vidzeme, al norte del país, ofrece paisajes insuperables en el valle del río Gauja, y los vestigios históricos de remotas civilizaciones.

En Cesis podrá apreciar el nacimiento del río Gauja, un castillo en piedra edificado en el año 1206 por caballeros alemanes de la Orden Livónica, su antiguo casco medieval y las ruinas del castillo y la Iglesia de San Juan, construida en siglo XIII, que impresiona por su altura y apariencia exterior.

Campanario de la iglesia de San Juan

El valle de Gauja es el lugar elegido por muchos para pasar sus vacaciones y realizar excursiones o deportes invernales. Valmiera es una estación de esquí muy concurrida.

Otros sitios que no puede perderse en su viaje a Letonia son el  Parque Nacional Gauja, que con una superficie de más de 90.000 hectáreas, es una reserva natural de flora y fauna. Es ideal para practicar el senderismo.

Además, en el valle del río Gauja hay numerosos vestigios de castillos, iglesias, viviendas, molinos y sitios arqueológicos.

No deje de ver el Castillo Turaida para tomar las mejores fotos desde lo alto de su torre; la Iglesia de Madera, donde todos los recién casados dejan ofrendas florales; las cuevas de Gutman y Víctor, el Museo de Historia, los arrecifes de Amato Zvarta, el  Museo Araisi, los castillos Krimulda y Satezele.