Internacionales

Litio: el petroleo blanco de América Latina

En las últimas décadas, la extracción minera ha sido una constante en todo el mundo. Las bonanzas económicas son las mayores satisfacciones para empresas que invierten en busca de encontrar minerales como el oro o el cobre.

Sin embargo, ha aparecido en medio de las criticas por la actividad minera. El litio que es un metal que representa el nuevo atractivo para América Latina. En el sector del litio, la bonanza financiera le esta yendo bien.

Muestra de la situación para invertir en el litio, se refleja en los informes del The Economist y de la consultora Allied Market Research. En el primero se menciona que este metal subió su precio, por ejemplo en China, de manera considerable. Solo en noviembre y diciembre del pasado 2015, una tonelada de litio costaba alrededor de 13,000 dolares en este país. Mientras que en el reporte de la consultora  detalla que las baterías de litio podría llegar a costar en el 2022 cerca de 46, 000 millones de dolares. 

Por estas aproximaciones financieras es que han bautizado al litio como el nuevo “petroleo blanco”. Y como consecuencia de ello, ya países de Sudamérica han empezado a construir reservas para extraer este metal. Solo tres países como Argentina, Bolivia y Chile se encuentran dentro del llamado “triangulo de litio” y pueden extraer  dicho metal. Entre los tres agrupan el 60% de litio en la zona.

Las acciones de extracción de litio son diferentes en las tres naciones mencionadas. Por ejemplo, en Argentina y Chile las empresas privadas se encargan de extraer el mineral con la venía de los gobiernos de turno. De los dos, Chile es el que más lidera la producción de litio. Mientras que Argentina no tiene la misma inversión. En Bolivia, por otro lado, sucede lo contrario. El presidente de este país, Evo Morales, negocia con las multinacionales que quieren extraer litio en su territorio. Esto lo hace con el fin de que si existen ganancias económicas, estas puedan ir a las comunidades locales que se encuentran en las zonas donde hay litio. Una de las reservas de litio, por ejemplo, es Salar de Uyuni.

Si bien la extracción de litio es el atractivo económico para estos países sudamericanos. También esta el hecho que puede producir conflictos sociales y ambientales que puedan tener efectos serios. La idea es que, si quieren la extracción de este mineral, se haga sin afectar el medio ambiente que, de por si, ya se encuentra muy critico por el calentamiento global que hay en el mundo desde hace muchos años.

Dato: en Europa y Asia también están interesados por el litio.

Rodrigo Chillitupa Tantas

Periodista / corresponsal - Ex reportero de Radio Libertad y ANP de Perú- Ex columnista de El Latinoamericano de EE UU y Estado Internacional de Argentina. Fui parte del equipo fundador de la Revista Kanan. Colaboro en el periódico MUNDIARIO de España.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close