Llevarán conectividad en telecomunicaciones a zonas nativas aztecas

México.- La geografía de México estimula la posibilidad de llevar conectividad a todos los rincones de la nación de manera menos complicada, aunque acarrea altos costos, lo que en las zonas nativas simbolizarán una gran afectación, algo que el emprendedor Peter Bloom quiere modificar con la corporación Telecomunicaciones Nativas Comunitarias.

“La idea se originó cuando nos encontrábamos trabajando con las comunidades y nos dimos cuenta de que no tenían cobertura para los teléfonos celulares o, en general, sí había, pero era muy costosa o en oportunidades no funcionaba óptimamente. Por eso comenzamos a practicar con tecnologías de bajo presupuesto y código abierto para establecer una red comunitaria”, contó en entrevista con el diario Excélsior.

Una vez decidido el tipo de tecnología que se puede emplear, la corporación fundada por Bloom insta a las comunidades a involucrarse. De hecho, las cámaras de asambleas locales son quienes resuelven ingresar en la asociación, los gobiernos comunales aportan los recursos para obtener la infraestructura y las personas del sitio en cuestión la administran.

El emprendedor puntualizó que la inversión inicial para colocar en marcha estas redes de celular comunitarias es de ciento ochenta mil a trescientos mil pesos, debido a que los equipos cuestan entre ciento cincuenta mil a doscientos mil pesos, y a dicho monto se le agregan los arreglos que se tengan que hacer en el área donde estarán.

Resultado de imagen para telecomunicaciones nativas aztecas

Una vez ubicada la red, se brindará el servicio para hacer y recibir llamadas dentro del espacio por una membresía periódica cercana a cuarenta pesos al mes, y para hacer llamadas de larga distancia se precisa de una especie de recarga.

De esta forma, las comunidades con menos de cinco mil habitantes gestionan el servicio, por lo que sesenta y dos por ciento de las asignaciones permanecen en la localidad y ayudan a continuar impulsando la red, al tiempo que el resto lo recibe la corporación para continuar progresando.

Todo esto resulta posible gracias a que Telecomunicaciones Nativas Comunitarias consiguió la primera concesión social para administrar y trabajar las redes de telecomunicaciones y radiodifusión íntegras en Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Puebla y Guerrero.