Salud

Los “gorditos” viven más

Según un estudio publicado en la revista Journal of the Medical American Association (JAMA), los gorditos y personas con sobrepeso viven más tiempo que aquellas que tienen un peso normal, mientras que las que sufren un obesidad severa padecen un alto riesgo de mortalidad.

No obstante, los científicos advirtieron que los beneficios de “unos kilos de más” pueden ser desfavorables si se convierten en demasiados.

Las investigaciones ofrecen varias hipótesis para poder explicar esta contradicción, como los efectos beneficiosos de reservas de energía más grandes en el organismo o el hecho de que las personas ligeramente obesas podrían ser más propensas a recibir “tratamientos médicos óptimos”.

La investigación supone una síntesis de 97 estudios realizados a más de tres millones de personas en el mundo.

Los expertos concluyeron que los sujetos cuyo índice de masa corporal (IMC) se sitúa entre 25 y 30, considerados por tanto con sobrepeso, tienen un riesgo de morir un 6% menor que los que tienen un peso normal (que va desde 18,5 a 25).

Los individuos que sufren una obesidad moderada, que se encuentran en un IMC de 30 a 35, el riesgo de muerte es un 5% más bajo que el de las personas de peso normal, según el estudio.

Sin embargo, los obesos cuyo índice de masa corporal es mayor a 35, el riesgo de mortalidad aumenta un 29% con respecto a los sujetos normales.

La doctora Katherine Flegal, quien dirigió la investigación y forma parte del organismo federal de los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) ya había publicado un estudio muy polémico en 2005 que apuntaba a una relación entre el exceso de peso y una mayor vitalidad.

En esta oportunidad, el análisis posee un mayor número de datos (2,88 millones de personas y más de 270.000 muertes) de diferentes países de Norteamérica, Europa, Asia y Suramérica.

Los excesos de tejidos adiposos podrían proporcionar reservas de energía en algunas enfermedades (…) y tener otros efectos en la salud que deben de ser estudiados a la luz de esta última investigación”, escriben en una editorial también publicada en el JAMA Steven Heymsfield y William Cefalu, del Centro de Investigación Biomédica Pennington en Baton Rouge, Luisiana (sur).

Thomas Frieden, doctor y director de los CDC, afirma que hay “que aprender todavía más sobre la obesidad, incluyendo una mejor manera de medirla”.

Por otra parte, Frieden insiste en que “no hay ninguna duda que el hecho de ser obeso no es sano, porque aumenta el riesgo de diabetes como adulto, las enfermedades cardíacas, el cáncer y otros problemas de salud”.

Según estadísticas, un tercio de los adultos son considerados obesos en Estados Unidos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close