Deportes

Los “Matadores” no se sacaron ventaja

Victoria.- Linda tarde de fútbol se avecinaba en la cancha de Tigre, donde el local y el escolta -San Lorenzo-, se verían las caras nuevamente en un partido que en la previa aparentaba ser emotivo, y lo fue.

Ambos equipos llegaban con buen andar, San Lorenzo venía de vencer en el clásico por 2 a 1 a Racing Club y llegaba a con 53 puntos a dos del líder, Boca Juniors. Mientras que el equipo dirigido por Gustavo Alfaro llegaba con un invicto de 3 partidos (Empate contra Gimnasia, y 2 victorias como local ante Godoy Cruz y Velez).

Arrancó el partido, y ya desde el arranque se veía la idea del local: Querer sacar la primer ventaja de entrada. Con mas presión que juego asociado, durante los primeros 20 minutos Tigre logró inquietar el arco defendido por Sebastián Torrico. Pero la mas clara la tuvo Fernando Elizari, quien a los 9 minutos de frente al arco remató desviado, ante la cual sería una de las mas claras del “Ciclón” en la primera mitad.
Aun así, Tigre siguió ganando terreno y la mas clara la tuvo en la frente de Horacio Orzán, quien con un frentazo parecía que vencía al portero, pero tras una brillante reacción (junto a la ayuda del travesaño), logró despejar lo que era ventaja segura para Tigre.

Ya en la segunda parte la historia parecía ser la misma, ya que el “Matador” de Victoria quiso imponer su juego, pero quien tempranamente golpeó fue el “Ciclón”, el cual a los 4 minutos, tras un centro pasado y bombeado, por detrás de la zaga defensiva de Tigre, (jugadas calcadas a los goles de Ramón Ávila y de Jaime Ayoví) contó con la eficacia de Martín Cauteruccio, que con un frentazo la mando a guardar y puso el 1-0 para San Lorenzo.

Desde ese momento el trámite fue otro, “bicho” y experimentado como lo es Bauza, puso el partido en el freezer, con el afán de conservar la ventaja que lo dejaba transitoriamente en la punta del torneo. Lo cual logró, porque Tigre entró en una nebulosa, no se le caía una idea y para colmo de males, erigía como figura al arquero rival quien tapó un remate a quemarropas de Facundo Sancez y parecía que le ponía el candado al 0.

Pero ya sobre los 39 minutos, ya a 6 del pitazo final, entre el juvenil ingresado Alexis Castro y Jorge Rodríguez, Tigre elaboró una linda pared larga, dejando al “Japo” Rodriguez meter un exquisito pase a la cabeza de Sebastian Rincón, quien definió aún mejor al segundo palo, dejando sin reacción al arquero blaugrana, decretando lo que sería el 1 a 1 final.

Tablas en Victoria, un empate que de mucho no le sirve a ninguno de los dos, ya que Tigre (42 puntos)  pelea por entrar a la liguilla pre-libertadores, y San Lorenzo si bien se acercó a la punta (54), debe esperar un resultado negativo para los “Xeneizes” (55 unidades) y luego, recibir en un partido trascendental a Rosario Central (49).

 

 

 

Santiago Nahuel Barberini

Hombre de ley, amante del fútbol argentino y su folclore, orgulloso hincha del Club Atlético Tigre

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close