Opinión

Macri: el gobierno del revés

No pasó mucho tiempo desde que Macri y Scioli debatían enérgicamente frente a las cámaras de Argentina Debate sobre quién ajustaría y quién no, quién sería más “transparente” en su gobierno y quién lucharía con mayor énfasis contra la corrupción. Como si fuese una competencia de niños, cada candidato intentaba derrotar a su contrincante con una frase bien armada; buscaban endulzar el oído de la clase media argentina descontenta con la “década ganada”. Macri lo logró.

Con el 51,4 por ciento de los votos, Mauricio Macri fue consagrado presidente de la Nación en noviembre del año pasado. Las casi 13 millones de personas que eligieron “el cambio” se vieron atraídas por las frases esperanzadoras del ingeniero: “vamos a crecer”, “va a haber trabajo” y “vamos a desarrollar las economías regionales”, entre otras. Pero éstas se vieron ultrajadas al poco tiempo de que Macri asumiera. Los hechos reales demostraron que un lindo discurso y una sociedad enojada y desilusionada tras tantos años de un mismo gobierno pueden hacer que cualquiera llegue al poder.

Nosotros tenemos como objetivo económico lograr una Argentina con pobreza cero”, decía Macri mientras miraba a las cámaras. Hoy, tras pocos meses de su gobierno, hay 1,4 millones de nuevos pobres en la Argentina según el informe difundido por la Universidad Católica Argentina (UCA). El sueldo mínimo no alcanza para mantener una familia tipo desde hace ya bastante tiempo, cada día crece el número de personas que no logra llegar a fin de mes y diarios extranjeros como El País se hacen eco de esto en sus portales.

Lejos quedaron las promesas de “crear trabajo” y “respetar al empleado estatal” que el actual Presidente repetía a lo largo de su campaña. Ya son más de cien mil los despedidos, entre el ámbito público y el privado; y la situación ha llegado a tal punto que la CTA y la CGT se unieron para luchar contra los despidos. “Todas las centrales juntas vamos llevar una propuesta de prohibición de despidos por un año y la emergencia ocupacional, ya que no solo se producen en el Estado, sino en el sector privado de manera importante”, apuntó al respecto el titular de la CTA-Autónoma, Pablo Micheli, un día antes de la reunión de ambas centrales. Lo que también preocupa, además de los despidos, es que las inversiones, con las que tanto se ilusionó a la sociedad, aún no han llegado al país, por lo que el fomento de la industria y la creación de puestos de trabajo es un objetivo que se aleja poco a poco del alcance del Gobierno.

La frase “Daniel, ¿en qué te han transformado?” causó sorpresa y hasta gracia entre los televidentes cuando Macri se defendía de la acusación de un futuro ajuste y tarifazo por parte de su equipo económico en caso de ganar las elecciones. Quizá Scioli no estaba tan equivocado, quizá no lo habían transformado en nada y quizá él hubiera hecho lo mismo. Lo único que se sabe con certeza es que los colectivos duplicaron el valor de su boleto, el subte estará siete pesos en mayo y el mínimo del tren será de cuatro. La luz, agua, gas y teléfono no se quedaron atrás, ya que también sufrieron grandes aumentos, algunos de hasta el 500 por ciento. ¿Cómo harán los sectores más vulnerables para sobrevivir a la inflación? Es algo que ni el mismo equipo económico nacional sabe, sino ya hubiesen tomado las medidas correspondientes para frenar con el descontento social que crece día a día, ¿no?.

Esto no es todo, la idea de una justicia independiente, que termine con la impunidad”, que Macri repetía en la mayoría de sus discursos, también se desvaneció en estos casi cinco meses de macrismo. Las dos empresas offshore -número hasta ahora conocido- que el Presidente jamás declaró, y le adjudica principalmente a su padre, son la antítesis a la transparencia de la que se solía hacer eco para diferenciarse del Frente para la Victoria; y el hecho de que la directora de la Oficina de Anticorrupción, Laura Alonso, lo haya defendido, en lugar de investigar el asunto, representa una incapacidad de acción y falta de imparcialidad por parte de quien ocupa dicho cargo. Pero ya lo dijo Menem en su momento:  “Si hubiera dicho lo que iba a hacer, no me votaba nadie”.

Pilar Minué

Estudio Periodismo y Ciencia Política. Escribo y saco fotos. Twitter: @PilarMinue Mail: [email protected]

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close