Internacionales

Mañana termina el juicio por la tragedia de Once

Mañana finaliza el juicio por la tragedia de Once que ocurrió en 2012 y causó la muerte de 51 personas. Fue una de las mayores tragedias ferroviarias de Argentina. 

El miércoles 22 de febrero de 2012, el tren número 3772 de la línea Sarmiento, se encontraba llegando a la plataforma N° 2 de la estación de Once. El mismo no detuvo su marcha y chocó con los paragolpes de contención. La formación contaba con ocho coches, y transportaba a más de 1200 pasajeros.

El impacto provocó la muerte de 51 personas, y más de 700 resultaron heridas. Este acontecimiento es el tercer accidente ferroviario más grave ocurrido en nuestro país. La Presidente de la Nación en su momento Cristina Fernández de Kirchner, decretó 48 hs de duelo nacional.

Hace 21 meses se inició el juicio, mañana será último y 28 acusados escucharán su sentencia, entre ellos se encuentran, el maquinista del tren Marcos Antonio Córdoba, empresarios de TBA, y dos ex secretarios de Transporte de Kirchner, Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi.

Los familiares de las víctimas están confiados en que mañana cuando se dé a conocer el fallo del Tribunal Federal II, va a haber una condena histórica para los responsables.

A principios de 2013 se elevó la causa a juicio oral. El 18 de marzo de 2014, en el Tribunal Oral Federal 2, fue la primera audiencia, allí se escucharon más de 200 testimonios.

La última audiencia del juicio, fue hace unos días el 15 de diciembre, en ella los imputados tuvieron la posibilidad de pronunciar sus últimas palabras antes del veredicto.

Marcos Córdoba, el conductor del tren, declaró: “Hice todo lo posible por frenar el tren”, e insistió en que él no tuvo la culpa de que la máquina no hubiera frenado. Por otro lado, Ricardo Jaime no se quedó atrás y dijo que se lo desvinculara del hecho, y atacó a Córdoba diciendo, “sólo él y su conciencia sabrán lo que sucedió en ese momento”, y señaló a lo largo del juicio que “quedo probado que el tren estaba en condiciones de frenar”.

El tribunal está integrado por los jueces Jorge Luciano Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Jorge Alberto Tassara, ellos son quienes están a cargo de este proceso. Se les sumará Ana D’Alessio como jueza sustituta. Todos, a excepción de Córdoba, se encuentras acusados por los delitos de defraudación contra la administración pública y descarrilamiento culposo.

El motorman es acusado por el delito de descarrilamiento culposo.  Fernando Arrigo es quien está a cargo de la causa y la declaró como un juicio “histórico”. “Se hizo un juicio con funcionarios que pertenecían al Gobierno de turno. Eso es un cambio en la historia, es un hecho histórico”, aseguró Arrigo.

También Arrigo, dialogó con radio América, y el fiscal se refirió a Jaime como cómplice del hecho “contribuyó a que sucediera el accidente” y sostuvo que “desde 2013 se empezaron a no hacer ni las reparaciones ni los mantenimientos”.

El fiscal pidió que Schiavi sea condenado a 10 años y 10 meses de cárcel y Jaime a 11 años de prisión por administración fraudulenta en concurso real con el delito de estrago culposo agravado.

Por otro lado, la fiscalía pidió para el motorman una condena de tres años y medio de cárcel, como responsable de estrago culposo (sin voluntad) agravado por lesiones y muertes.

Los 28 imputados son: el maquinista Marcos Córdoba; los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi; los ex interventores de la CNRT, Antonio Sícaro y Pedro Ochoa Romero (también estaba Antonio Luna, ex subsecretario de Transporte Ferroviario, quien falleció en mayo pasado); los hermanos Sergio y Mario Cirgiliano, ex propietarios de TBA, y otros directivos de la empresa.

 

Romina Plasencia

Estudiante de periodismo deportivo en ISEC. Cubro LNB, Hockey y Rubgy

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close