Más de cien muertos en ataques en Siria

Siria.- Al menos este pasado fin de semana el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) se atribuyó a través de Twitter, al menos 140 muertos tras una oleada de atentados con coche bomba en la zona sur de la Damasco y en la ciudad de Homs, la tercera del país. Casualmente los ataques sufridos en ambas ciudades coincidieron con el anuncio entre Estados Unidos y Rusia de un principio de acuerdo para un alto al fuego provisional en Siria, tras casi cinco años de guerra civil.

57 personas fallecidas y decenas de muertos fueron el saldo que dejó un doble atentado con coche bomba en el barrio de Al Zahra de Homs, la mañana de este domingo.

En el distrito Saida Zeinab que está ubicado a aproximadamente 10 kilómetros del centro de la capital Siria, fue bombardeado por cuatro explosiones, que dejaron otras 83 personas que perdieron la vida. Las cuatro explosiones se llevaron a cabo a través de un coche bomba y tres terroristas suicidas.

Las discusiones para alcanzar en cese al fuego y a las hostilidades en ese país se mantienen, mientras que algunas fuentes militares de Damasco advierten que posiblemente los actos terroristas en esas regiones aumenten  para entorpecer las negociaciones a favor de la paz que está en curso.

El Gobernador de Homs, Tala Al Barazi, informó que son 42 el número de víctimas civiles, luego de los atentados, sin embargo aseguró que esa cifra podría ascender debido a la gran cantidad de personas heridas que se encuentran en los hospitales y a los cuerpos pendientes de identificación.

Por su parte, el presidente de ese país, Bashar al Assad, entrevistado por el periódico español El País, dijo que esperar ser recordado como el hombre que salvó a Siria. “Si mi país, está sano y salvo, fui yo quien lo salvó, además de que es mi trabajo. Es mi deber”, resaltó.

Además, Assad informó que en la ciudad de Alepo, que es el principal bastión y centro estratégico del Estado Islámico, el ejército Sirio está cerca y rodeando zonas claves que controla el grupo rebelde.