LGBT

Matrimonios homosexuales tendrán derechos de residencia en la UE

La medida del Tribunal de Justicia de la Unión Europea incluye los países donde este tipo de uniones no son legales

Tras una la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE), los matrimonios homosexuales tendrán los mismos derechos de residencia en la UE que los heterosexuales, incluso en los países donde este tipo de uniones no sean legales.

Esta medida aprobada por los magistrados permitirá a las parejas gays en las que uno de los cónyuges es extracomunitario, mudarse a otro país de los veintiocho sin restricciones, como ya pueden hacer los matrimonios entre hombre y mujer.

“Aunque los Estados miembros tienen libertad para autorizar o no el matrimonio homosexual, no pueden obstaculizar la libertad de residencia de un ciudadano de la Unión denegando a su cónyuge del mismo sexo, extracomunitario, la concesión un derecho de residencia”, concluyó la Corte.

Las asociaciones en defensa de los derechos de los homosexuales, como la Asociación Internacional de Gays, Lesbianas, Bisexuales, Tras e Intersexuales (ILGA) celebró la medida como una “decisión histórica” para los derechos de las parejas del mismo sexo.

La sentencia es una victoria para los defensores de los derechos de la comunidad LGBTI frente a los gobiernos más conservadores de la región.

Derechos de residencias de matrimonios homosexuales

El caso tiene su origen en una denuncia presentada por el rumano Adrian Coman y su esposo, el estadounidense Claibourn Hamilton, quien dependía de su estatus como esposo de Coman para vivir de manera permanente en Rumania como ciudadano no europeo.

Rumanía informó a la pareja que Hamilton sólo podría obtener un derecho de residencia de tres meses, y no permanente, porque ese país no reconoce los matrimonios entre personas del mismo sexo, por tanto, no lo consideraban como el “cónyuge” de Coman.

homosexuales

Ante tal respuesta, Coman demandó la decisión de limitar la residencia de Hamilton a un visado limitado, y un tribunal rumano remitió el asunto al TJUE en Luxemburgo. Aunque finalmente decidieron irse a vivir a Nueva York, Estados Unidos, mantuvieron el proceso judicial abierto para que otros en su situación no tuvieran la misma negativa en el futuro.

En la actualidad, dieciséis países de la UE reconocen el matrimonio homosexual y algunos otros instauraron una unión civil. Tras esta decisión, los otros doce miembros de la Unión Europea, deberán reconocer los derechos de residencias de los cónyuges, pese a que en su país no sea legal el matrimonio entre personas del mismo sexo.  

Lea también: Sao Paulo celebró el Desfile del Orgullo LGBTI con un mensaje a los políticos

Artículos relacionados

Close