Mérida ofrece turismo en los Pueblos del Sur

Venezuela.- En el marco del proyecto Andes Sur Fundación Andes Tropicales y la Asociación Cooperativa Mucusur explican las bondades turísticas que ofrece el estado Mérida en Venezuela.

En el recorrido por Mérida los turistas locales, nacionales e internacionales podrán conocer Acequias, San José del Sur, Mucutuy, Mucuchachi, Canagua, Chacantá, y Pueblo Nuevo. Todos esos lugares gozan de paisajes y habitantes maravillosos que ayudan en la construcción del país.

Este viaje que se ofrece por las zonas antes mencionadas de Mérida es un escape familiar donde padres e hijos tendrán la oportunidad de encontrarse, compartir, y hacer actividades en equipos con familias campesinas que trabajar arduamente para cosechar en el campo. Muchas de esas familias tienen pequeñas posadas o en sus propias casas tienen un área destinada para hospedar al turista ávido de aprender cosas nuevas.

Es por eso que, los viajes a los Pueblos del Sur deben hacerse en familia para que los niños compartan con otros niños criados en el campo, los cuales ya conocen y dominan las actividades de la tierra. Uno de los objetivos de la experiencia es que los niños turistas conozcan con viven otros pequeños con amplitud de espacio y de acción en espacios naturales de hermosa belleza y cosas nuevas por conocer.

Para los venezolanos Mérida es un lugar perfecto para rescatar los valores y aprender a ser más tolerante con el otro. Prueba de ellos es que sí existen familias que se encuentran intactas  moralmente y transmiten esa esencia a los turistas. Muchas familias que allí viven además de cosechar crían truchas venezolanos que son deliciosas.

Sobre esta zona maravillosa de Mérida Valentina Quintero, periodista venezolana, expresó que “cuando se le cultiva con amor la tierra es agradecida. Otras actividades que se pueden hacer en los Andes es el ordeño de vacas, alimentar gallinas o disfrutar la preparación de unas arepas de cambur”.

En cuanto a la cocina eso es un paisaje de sabores que los comensales deberán estar dispuestos a probar, y es así, por la frescura de los alimentos, la cual se agradece cuando sientan los sabores de alimentos cultivados naturalmente y no como los que son adquiridos en los supermercados que llegan con un sabor diferente. Una buena sopa de arveja, arepas de trigo, arepas cambur, pan criollo, entre otros.