México adjudicó áreas de explotación petrolera

México.- Este lunes México adjudicó diez contratos de explotación petrolera pertenecientes a la primera licitación de la Ronda 2.

Esta fase contemplaba la oferta de quince contratos, con los cuales el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto perseguía lograr el acercamiento de inversionistas nacionales y extranjeros para remediar de alguna forma la disminución de la producción de hidrocarburos en el país latinoamericano.

Varias empresas se mostraron interesadas en obtener los contratos, resultando favorecidas entre otras, grandes corporaciones como Eni, Total, Repsol, Shell, Lukoil, Petronas y Pemex.

Los bloques están ubicados en las costas de los estados de Veracruz, Tabasco y Campeche

Estas empresas ganaron contratos solas o agrupadas en consorcios. En esta Ronda 2 se esperaba adjudicar por lo menos seis contratos de producción compartida, que incluían las fases de exploración y extracción.

Todos los bloques subastados se encuentran ubicados en aguas del Golfo de México, específicamente en las costas de los estados de Veracruz, Tabasco y Campeche, en el sureste del territorio mexicano.

Cada uno de los bloques tiene en promedio una extensión de 594 kilómetros cuadrados. La información fue suministrada por el secretario de Energía de México, Pedro Joaquín Coldwell, quien indicó que las áreas adjudicadas tienen un potencial de producción cercano a los 170.000 barriles de petróleo.

El funcionario indicó que se estima que algunos de los bloques podrían comenzar a producir en unos cinco o siete años, luego de cumplida la fase exploratoria.

La regulación de estas adjudicaciones estuvo a cargo de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), organismo que quedó encargado de este sector productivo tras la reforma energética promulgada en el año 2014.

El gerente corporativo de nuevos negocios de la petrolera colombiana Ecopetrol, Juan Manuel Rojas, que ganó uno de los bloques junto a la mexicana Pemex, dijo que “hay un trabajo arduo por delante a nivel exploratorio pero que debería de dar muy buenos resultados. Pemex tiene muchísima experiencia operando en el offshore de México, por eso queríamos buscar una asociación con ellos”.

La inversión total que realizarían las empresas durante la vigencia de los contratos adjudicados, podría estar cercana a los 8.200 millones de dólares.

México ya hizo anteriormente varias licitaciones petroleras en la zona del Golfo de México, tanto en aguas someras, como en aguas profundas y campos terrestres.