México: ahogada en contingencia ambiental

México.- Una crema café envuelve el cielo de la Ciudad de México. Lo cubre todo. Delinea un aura tóxica sobre el emblemático Ángel de la Independencia, se crece por arriba de los rascacielos y encubre las montañas que protegen la capital. Se trata de la contingencia ambiental más dilatada desde el año 2000, ha persistido cuatro días y ha restringido esta semana la circulación de cerca de cinco millones de automóviles en el área metropolitana. El ozono no disminuye, estable por las altas temperaturas, la irradiación solar, la debilidad del viento y el alejamiento de lluvia para diseminar los contaminantes. La advertencia por contaminación se conservará para este sábado, afirmó recientemente la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAME).

Según reseñó el portal El País, la contaminación se hace notar. Arden los ojos y pica la garganta. El ozono estimula igualmente inconvenientes cardiovasculares y conmueve en particular a individuos con asma o con contrariedades respiratorias y pulmonares. Se han asentado niveles de ozono de hasta 162 porciones por millón y dan cuenta de una muy mala disposición del aire en la graduación del Índice Metropolitano de Calidad del Aire (Imeca).

Resultado de imagen para Ciudad de México se ahogó en contingencia ambiental

Las autoridades se mostraron de acuerdo a lo que estaba previsto. Es la denominada “temporada de ozono“, un lapso entre febrero y mayo en el que las circunstancias meteorológicas propician que el combinado químico se asiente en el aire. Las estrategias de contención han sido oportunas, pero ya no poseen la efectividad de antes.

El último incidente fue el síntoma de un inconveniente mayor de sostenibilidad en la Ciudad de México, con un parque automotor de más de 5,5 millones de unidades que progresa a un ritmo mayor que la tasa de natalidad y el incremento desmedido de la mancha urbana.

“La complicación con la particularidad y calidad del aire no es únicamente crítico, sino crónico, la exposición alargada a agentes contaminantes hace que algo que principia como una unidad menor, sea en el largo término muy peligroso para el organismo”, afirmó el acreditado de la Universidad de California Exequiel Ezcurra en el pasado mes de febrero, antes de que se encendieran las angustias.

“Si no se toman las valoraciones necesarias, nos aproximaremos poco a poco a un trastorno civilizatorio“, añadía el autor de De las chinampas a la megalópolis.

The following two tabs change content below.