México incorporó más canes a lucha contra la delincuencia

México.- Otros 33 canes fueron incorporados a la lucha contra la delincuencia en México, informó la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República (PGR).

Los elementos caninos fueron entregados por la Embajada de Estados Unidos, provenientes de Holanda, y forman parte de la Iniciativa Mérida.

La Iniciativa Mérida es un tratado internacional de seguridad, establecido entre México y los Estados Unidos, con otros países centroamericanos, con el objetivo de combatir el crimen organizado y el narcotráfico. Fue activada por el entonces presidente George Bush, en junio de 2008.

Los perros serán desplazados a varias unidades a lo largo del territorio mexicano

El Congreso de los Estados Unidos aprueba los fondos de asistencia para este fin, que en la primera etapa de tres años fue de 1.600 millones de dólares. No incluye armas de fuego ni dinero, sino equipos y adiestramiento. Durante el primer año, México recibió 400 millones de dólares bajo esta iniciativa.

Los perros fueron seleccionados por personal especializado, perteneciente a la Unidad Canina, entre un grupo de diferentes razas. Finalmente se escogieron pastores holandeses, labradores, pastores alemanes, bracos alemanes, pastores belgas malinois y springers spaniels.

Los canes serán desplazados a varias unidades a lo largo del territorio mexicano, y se sumarán a otros 30 que se encuentran actualmente en servicio, incrementando así los recursos disponibles en la Agencia de Investigación Criminal.

La edad de los ejemplares oscila entre un año y medio y cuatro años, cuando son más propensos a aprender a seguir órdenes.

Como parte del adiestramiento, los animales serán observados y se afianzarán sus características y aptitudes para determinadas actividades.

Algunos de los canes serán entrenados para la detección de narcóticos, mientras otros lo serán en la búsqueda de explosivos. Ambos adiestramientos tienen una duración de cuatro meses.

Mientras que otro grupo será entrenado para la búsqueda de restos humanos y hallazgo de fosas comunes, un proceso que toma unos cuatro meses.

En los últimos meses, México ha vivido un aumento de la violencia, producto de la lucha entre bandas organizadas por el control de los territorios para el tráfico de drogas, de combustible y trata de personas, entre otros delitos.