México se quedó atrás en el uso de robots financieros

México.- A pesar de que todos los mercados accionarios del mundo cerca del 65 por ciento del volumen operado está a cargo de robots o sistemas automatizados de alta frecuencia, de acuerdo con datos de Bloomberg, en México esa cifra ronda entre el 15 y el 25 por ciento.

La constante falta de interés o especialización de los inversionistas, así como la tecnología e infraestructura en la que deben invertir las casas de bolsa han sido la principal barrera de este tipo de operaciones, las cuales tienden a incrementar la liquidez en los mercados, aseguraron especialistas.

“A nivel de sistemas, uno de los motivos del alto cuerpo en el mercado es la operación por medio de sistemas algorítmicos. A nivel de transacciones, del volumen total de órdenes que se generan en el mercado mexicano, el 15 o 20 por ciento involucran el uso de algoritmos de High Frequency Trading (HFT)”, señaló en entrevista Luis Carballo, primera autoridad de tecnología de CapitalStar System, el brazo tecnológico del Grupo Central de Corretaje, que a su vez es la matriz de la nueva bolsa que operará en México.

Mercado mexicano y el uso de robots

“El tema radica en que, en el mercado mexicano, hay casas de bolsa que no les interesa o que su modelo de negocio no va por servicios de alta frecuencia, sino que es un modelo más tradicional, buscan paquetes más grandes o bloques de negocio que se pueden hacer de manera manual, también tiene que ver con el tipo de clientes que manejan”, agregó Carballo.

 

Según con información ofrecida por el Grupo Bolsa Mexicana de Valores, en el 2012, un cuarto del volumen era intervenido por operaciones HFT, pero actualmente, los niveles de operación ya no son reportados oficialmente por el grupo.

Dentro de todas las estrategias que existen en el HFT, algunas están enfocadas a la formación de mercado, a operaciones de arbitraje, detección de volumen o liquidez o a la manipulación de precios.Por medio de algoritmos, se examina la pesquisa de múltiples mercados en busca de oportunidades que se traduzcan en el momento conveniente de negociación entre oferta y demanda en repetidas ocasiones. 

Entre tanto, Rodrigo Velasco, director de operaciones de BIVA, la nueva bolsa que operará, señaló que la tecnología es una parte modular en la operación de los mercados y que el volumen operado podría crecer un 50 por ciento en los siguientes tres años.