periodistas

México se ubicó dentro de los países con mayor impunidad en delitos contra periodistas

México.- Actualmente México forma parte de las seis naciones del mundo en donde existe mayor impunidad en las agresiones contra periodistas, un fenómeno que ha crecido más de 140 por ciento en el país en la última década, debido a que la “ausencia y debilidad” de las autoridades han hecho aumentar los actos de intimidación violenta contra comunicadores.

De este modo lo advirtió el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) al dar a conocer su Índice Global de Impunidad 2017, donde señaló que funcionarios y grupos criminales siguen sin castigo en México por agredir a reporteros, a pesar de que en teoría el país tiene un gobierno democrático y estable, y no vive formalmente un “escenario de conflicto”.

De esta manera el documento marcó que México ocupa la sexta posición en el conteo –tan sólo debajo de Somalia, Siria, Irak, Sudán del Sur y Filipinas–, debido a que en los recientes 10 años han sido asesinados “con absoluta impunidad” al menos 21 periodistas.

En lo que respecta específicamente al estudio, el CPJ señala como responsables de estos homicidios a “grupos criminales, como los narcotraficantes”, aunque también menciona que México forma parte de los países “que se presentan como democracias, pero que han aparecido reiteradamente en el índice” debido a que la impunidad de estas agresiones también beneficia a funcionarios gubernamentales.

Víctimas dentro de México

Del mismo modo, la organización internacional enfatizó dentro de su informe que la mayoría de las víctimas en México son “periodistas locales que informaban sobre la delincuencia, la corrupción y la política en estados dominados por los carteles del narcotráfico”.

Entre tanto, el CPJ estimó que en el país se han registrado algunos avances contra la impunidad, entre ellos el hecho de que “se impartió justicia parcial en marzo de 2017 cuando el comandante policial Santiago Martínez fue sentenciado a 30 años de cárcel por el asesinato en 2016 del periodista Marcos Hernández Bautista”, aunque destacó que el autor intelectual no ha sido enjuiciado.

En este sentido, la organización recordó que el presidente Enrique Peña Nieto se comprometió –en un encuentro con una delegación del CPJ—a darle un “tratamiento prioritario” al combate contra la impunidad por el asesinato de comunicadores, y sustituyó al titular de la Fiscalía Especial para la Atención de los Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle).