Mitos y leyendas sobre las baterías móviles

Mucho se ha escuchado sobre cómo se debe cargar la batería de los teléfonos, qué se debe hacer y qué no. Pero ¿Cuánto de ello es cierto?

Desde que se crearon y pasaron a tener popularidad, los smartphones se han vuelto en un objeto casi imprescindible en nuestras vidas. Tanto que llegamos al punto de no poder salir de casa sin ellos, hasta nos vamos a dormir con ellos en la mano. Y aunque los “amemos”, debemos reconocer que tienen un defecto: la poca durabilidad de la batería cargada.

Esto nos lleva a extrañar al famoso Nokia 1100, recordado por su resistencia a los caídas y golpes, por el jueguito de la viborita que todos jugamos, y por la carga de la batería que era capaz de durar una semana. Pero la tecnología fue avanzando e hizo que el pobre Nokia quedara en el olvido para darle paso a los iPhones y Androides.

El desgaste de la batería durante el día nos lleva a preguntarnos qué hacer, y en esas preguntas también nos llenamos de dudas. Por eso, a continuación se viene una lista de mitos y leyendas sobre las baterías. 

Uno de esos mitos es que No hay dejar que se descargue por completo, lo cual es verdadero según lo revelo Samsung: a las nuevas baterías de iones de litio lo idóneo es mantenerlas siempre en un nivel de carga que no baje del 20%. Apple, por su parte, recomienda que el usuario la cargue cuando quiera pues la vida útil de estas baterías depende de los mencionados ciclos de carga, y estos no se completan por cargas completas, sino por descargas acumuladas. Es decir, que un ciclo completo se puede producir en varios días.

“Dejar cargando el celular toda la noche es dañino para el móvil”, mito falso. Los móviles actuales cuentan con sistemas de seguridad que impiden que haya recalentamientos producidos por un exceso de carga de la batería, con lo que el riesgo de degradación es mínimo. Por lo tanto, puedes dejar el equipo cargando toda la noche porque el sistema detectará la carga completa y activará  un sistema que impedirá el ingreso de energía innecesario. 

Se debe tener actualizado el dispositivo a la última  versión del sistema operativo. Esto es, al parecer, en parte verdadero sólo para los móviles con sistema iOS ya que el fabricante incorpora “tecnologías avanzadas de ahorro de energía” que son incorporadas a las últimas versiones de la plataforma, y es evidente que los desarrolladores se esfuerzan por afinar el rendimiento de los sistemas operativos optimizando su funcionamiento. Probablemente Android se esté ocupando de lo mismo en las nuevas versiones de sus sistemas.

Por último, tanto Apple como Samsung recomiendan cargar los celulares con los cargadores originales por cuestiones de seguridad, no usar fundas al momento de realizar la carga pues pueden recalentar el móvil. Por eso también es necesario tener cuidado con las temperaturas elevadas porque podrían dañar la batería permanentemente. 

Si pese a todos estos consejos el rendimiento de la batería es muy inferior al obtenido en el momento de la compra, es posible que esta se haya deteriorado prematuramente o más probable, que en el sistema haya alguna aplicación o ejecución que haga de fuga de la batería. Para lo segundo, lo más recomendable es hacer borrón y cuenta nueva: restaurar por completo el móvil y comenzar a instalar y configurar todo desde cero.

The following two tabs change content below.
Ana Belén Juanto

Ana Belén Juanto

Estudiante de Comunicación Social (UNR). Amante de la música y la tecnología.

Comments

comments