Pueblos Originarios

Movimientos ecológicos trabajan por la conservación de la Flora Amazónica colombiana

De hecho, Colombia es uno de los países de América del Sur que tiene los índices más alto de deforestación. Esto se produce en zonas verdes. Ahí están asentadas comunidades originarias.

Los movimientos ecológicos de Colombia realizan una ardua labor por preservar la riqueza ambiental de la zona donde habitan las comunidades originarias de ese país. Esa zona se ha visto amenazada en buena medida por las actividades de minería ilegal.

En el Parque Ecológico Mundo Amazónico de la vecina ciudad de Leticia, lado colombiano en la triple frontera por el río Amazonas se vive una situación de desidia ante las agresiones de grupos irregulares contra los nativos colombianos.

Es una combinación del tema amazónico con lo educativo y acciones que le dan sostenibilidad, además que fue levantado en un área deforestado por proyectos ganaderos que no dieron resultado, según una cuidadora ambiental Milena Mallorga.

“Ha sido un trabajo maravilloso, el parque ecológico Mundo Amazónico lleva ocho años con puertas abiertas al público, pero hay diez años atrás de trabajo. Empezó mucho antes por hacer conservación de la flora amazónica”, asegura.

Arduo trabajo en la Flora Amazónica

De hecho, Colombia es uno de los países de América del Sur que tiene los índices más alto de deforestación. Esto se produce en zonas verdes. Ahí están asentadas comunidades originarias.

“Cuando incorporamos los elementos turísticos pudimos darle sostenibilidad económica y se ha tomado muy bien. Se ha convertido en un laboratorio vivo para prácticas escolares, universitarias, la población local lo ha cogido. Ahora se volvió sitio obligatorio para el turista que viene al Amazonas, pasa por aquí. Se dice ven, conoce y aprende”, dice Mallorga.

Para impulsar esta iniciativa ecológica, la organización cuenta con miembros de comunidades nativas en su staff.

“Con ese conocimiento nosotros les damos capacitación de servicio al cliente y hacemos algo más en lo que son las plantas y la flora, y los animales como el avistamiento de aves. Un poco más hacia el lado de biología y de ingeniería ambiental. Es un conocimiento un poco más técnico, pero cada uno puede brindar su conocimiento desde su interior, por su vivencia personal y muy bien entregado a todo público”, aseveró en una entrevista radial.

Colombia apuesta así por una política de preservación en una zona potencialmente productiva en materia minera. También posee recursos naturales vitales como el agua.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close