Múnich, la ciudad gentil de Alemania

La talla visual de la ciudad de Munich, capital de Baviera, suele alcanzar la mente de sus pobladores gentiles que te invitan a disfrutar de la localidad más airosa del sur de Alemania, con  carácter independiente y placentero.

La terminal VIP

Toda una confesión de intenciones. Tablones nobles, flores frescas, comedores de vanguardia, sofás para abrigarse, suites individuales y hasta un salón de fumadores con clase. En definitiva, delineación exquisita, cosmopolita y atrevida, perfecta para compendiar el espíritu de la ciudad.

Los Alpes

Veas dónde veas siempre hallarás en el horizonte el azulado contorno de los picachos de los Alpes, al fondo de una avenida, tras las puertas de una edificación o encuadrando un jardín. La despejada presencia de las cordilleras más altas de Europa parece conceder un karma especial a la ciudad, y de paso ofrece una excusa perfecta a sus pobladores para ir a esquiar en cualquier momento.

Marienplatz

La Plaza de Nuestra Señora, o la plaza central de la metrópoli, ha practicado este papel desde el año 1158. Es un excelente punto para orientarte, el terreno por el que tarde o temprano vas a transitar. Igualmente, es una de las áreas más bonitas y mejor guardadas de la metrópoli que todavía guarda la particularidad de mercado medieval dónde acontecían las gestas y luchas.

Imagen relacionada

Kunstareal

Es el barrio que ampara a las tres galerías de Munich, cada una de un género y todas llenas de espectaculares obras que comprenden de un trazo toda la historia del arte, desde el egipcio, griego y romano, hasta el contemporáneo.

Englischergarten

No te dejes traicionar por el nombre, el Jardín Inglés de Munich resulta algo más que un despejado parque. Esta plaza verde cuenta con una mayor prolongación que el propio Central Park de Nueva York. La denominación se la debe al proyectista inglés que lo ideó, Sir Benjamin Thompson.

Jägemeister

Un brebaje color petróleo que logrará que cantes en idioma alemán, o casi. Combinado con más de cincuenta hierbas, especias, frutos y raíces orientales y alpinas, se puede ingerir solo o con bebidas enérgicas y cargarte las baterías.