Murió Edith Windsor

Estados Unidos.- Aunque se desconoce la causa de su muerte, fueron su esposa y abogada quienes confirmaron que falleció una de las mujeres que permitió que fuese legal el matrimonio igualitario con su lucha.

Edith Windsor se convirtió en un ícono importante dentro de la Comunidad LGBT ya que constantemente luchó en Estados Unidos por la igualdad de derechos y sentó las bases necesarias para que legalizaran el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Esta mujer fue la principal demandante en aquel caso contra la Corte Suprema hace casi cuatro años, cuando pidió fuese derogada la Ley de Defensa del Matrimonio– conocida por sus siglas DOMA– la cual desde el año 1996 establecía que el matrimonio solamente era posible entre personas de distintos sexos.

Este martes, su esposa y abogada confirmaron su muerte sin dar muchos detalles de las causas que le quitaron la vida Kasen- Windsor reveló que perdió a su “amada esposa Edie y el mundo perdió a una pequeña pero fuerte luchadora por la libertad, la justicia y la igualdad”, indicó, agregando que “Edie era la luz de mi vida”.

Barack Obama– ex presidente de los Estados Unidos- también se pronunció a través de un comunicado para expresar sus condolencias a los familiares e indicar la importancia de la lucha de Edith. “El largo camino de Estados Unidos hacia la igualdad ha sido guiado por pequeños pero innumerables actos de persistencia, y avivado por la disposición de héroes tercos de defender lo que es correcto”, explicó el ex mandatario, quien a su vez explicó que “pocos eran tan pequeños de estatura como Edie Windsor, y pocos hicieron una diferencia tan grande para este país”.

Edith Windsor se dio a conocer por un caso relacionado con los impuestos, ya que ella estuvo comprometida por casi cuatro décadas con Thea Spyer, pero se casó fue en el año 2007 en Canadá, porque en su país eso no era posible.

Al morir Spyer en el año 2009- por estar aplicándose la ley DOMA– se le privó de una exención de impuestos de propiedad, que normalmente se la otorgaban a los cónyuges heterosexuales que quedaban vivos.

Luego de estar luchando por años para que se derogara la ley, fue finalmente en el 2013 cuando ganó el caso. Según ella, fue un “accidente de la historia” la que la puso en este camino para defender los derechos de las personas homosexuales. Ella indicó que aquel entonces que “si Thea hubiese sido Theo”, las cosas entonces hubiesen sido diferentes.